Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • TOP ACTUAL

    Publicado 4 abril, 2017

    Oxidomanía: la nueva tendencia en decoración

    Por Mauricio Rodriguez Arevalo

    De ser un adversario, el óxido se ha vuelto un aliado de la decoración y amenaza alegremente con expandirse en este 2017. Acá te contamos más.

    Considerado como uno de los peores enemigos de muebles e inmuebles, esa combinación del metal con el oxígeno y otros elementos aparece en nuestro Caribe sin pedir permiso: estructuras metálicas exteriores, utensilios de cocina y hasta los grifos de los baños no se escapan de este implacable proceso natural. Sin embargo, desde hace un tiempo la decoración lo ha adoptado como un aliado, haciendo honor al conocido refrán: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”, y es ahora parte del buen gusto y la decoración industrial.

    Tanto es el avance de estos productos que prácticamente hoy en día podemos oxidar hasta maderas.

    Fue el estilo industrial el que introdujo el óxido en la decoración en los años 50. Este estilo nació en Nueva York, gracias a la conocida tendencia de reacondicionar, como viviendas y estudios, las fábricas abandonadas y bodegas de las zonas de industria y carga, y en donde se encontraban tuberías, maquinarias, techos metálicos, etc., totalmente oxidados. Ya que el estilo no buscaba crear ambientes perfectos, sino que, por el contrario, impulsaba las texturas irregulares e imperfecciones, dejó el óxido a la vista como parte fundamental de este concepto estético y decorativo.

    Este estilo nació en Nueva York, gracias a la conocida tendencia de reacondicionar, como viviendas y estudios, las fábricas abandonadas y bodegas de las zonas de industria y carga.

    El uso de este tipo de material en la decoración es ideal en espacios amplios, diáfanos y abiertos que están ligados a lofts, ya que son estas áreas donde cada uno de los elementos que lo componen tiene su propio espacio.

    Si quieres leer el texto completo, adquiere nuestra edición 127 en los puntos de venta.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios