Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DEPORTE

    Publicado 17 julio, 2017

    Junior va pa’lante

    El inicio de temporada sigue sonriéndole al Junior de Barranquilla, que, en cuatro partidos ha logrado un una victoria ante el Once Caldas como visitante en Copa Colombia, un empate también en condición de visita ante el Deportivo Cali por Copa Sudamericana, y dos victorias ante La Equidad de Bogotá y Jaguares de Montería por Liga Águila, torneo en el cual actualmente comparte la punta con el América de Cali, onceno que recibirá el Junior en el Metropolitano este miércoles, 19 de junio, por fecha válida para Liga Águila.
    Los dos equipos que lideran el certamen en su etapa inicial con 6 puntos de 6 jugados, se verán las caras en Barranquilla después de que en un partido complicado y lleno de polémica, el Junior pudiera doblegar a su rival regional por un gol, en el estadio Jaraguay de Montería.
    6.000 personas asistieron al encuentro que, en la previa, parecía no contar con la presencia del arquero uruguayo Sebastián Viera, debido al nacimiento de su hijo Stephano. Sin embargo, después de acompañar a su esposa Sara Correa en el parto de su segundo retoño, el charrúa regresó a la concentración del Junior y viajó a Córdoba junto con el equipo para, precisamente, consagrarse de nuevo como la figura del equipo rojiblanco, lo cual claramente habla bien del estado deportivo del capitán juniorista, pero también da indicios de problemas en la defensa del equipo tiburón.
    Lo curioso, en todo caso, es que cinco minutos antes del cierre, el solitario gol que le daría la sufrida victoria al Junior vendría de las botas de un defensor. Así, en su primer partido como parte del equipo inicial, el cartagenero Rafael Pérez logró también su primera diana con la camiseta rojiblanca, después de haber arribado directamente del fútbol búlgaro.
    En un partido donde la asociación Teo-Chará mostró que, a pesar del talento de la dupla, escasos tres partidos no son suficientes para consolidarse, y donde el Búfalo Ovelar gravitó más recibiendo faltas y fungiendo como pivote fuera del área de Jaguares, la larga distancia fue la herramienta que Sebastián Hernández utilizó para inquietar el arco de Wílmer Mosquera, quien, por su parte, también logró rechazar el primer intento de Sebastián Viera, pues en dos ocasiones, el arquero del Junior estuvo cerca de anotar de tiro libre.
    Como es de esperar, Viera también protagonizó sendas participaciones oportunas en área propia, al atajar su segundo penalti en Liga, siendo la víctima en esta ocasión el jugador Darwin López, a los 8 minutos de una etapa de complemento, que, en papel, parecía más fácil para el Junior después de la expulsión de César Carrillo por doble amarilla, debido a una fuerte falta sobre Ovelar.
    En todo caso, el pesado y caluroso clima de Montería pareció aturdir al Junior por pasajes, que, con un jugador más, no tomaba control del juego, y Viera volvía a ser protagonista al atajar un remate rastrero de Londoño. El partido entró en un intercambio intrascendente de acciones, hasta que la entrada de Léiner Escalante y Jarlan Barrera le dio mayor movilidad al onceno juniorista, y después de una jugada armada entre, precisamente, Barrera y Escalante, llegaría el gol de Pérez, reclamado vigorosamente por los jugadores de Jaguares, debido a un posible fuera de lugar y un tiro de esquina inexistente que precedía a la jugada. En la repetición del gol se pudo observar, de todos modos, que un defensa del equipo cordobés impacta el balón antes de que éste llegue a la posesión de Pérez, quien, de no haberlo recibido así, sí habría estado en posición adelantada. Los reclamos al árbitro significaron la expulsión para otro jugador de Jaguares, el samario Cristian Restrepo.
    Durante estos primeros partidos, Junior se ha mostrado como lo que es: un equipo en formación, con un gran potencial debido a la calidad de los jugadores que conforman su nómina, pero con pasajes de lagunas y deficiencias defensivas. El funcionamiento todavía no es ideal, pero los destellos le han rendido para conjugar cuatro partidos sin conocer la derrota.
    Ahora, al equipo de Barranquilla le espera una tanda de partidos que empieza ante América este 19 de julio en condición de local, y lo llevará a enfrentarse a Alianza Petrolera el domingo, una vez más de visitante, para después recibir el miércoles 26 al Once Caldas en Barranquilla, por partido de vuelta en Copa Colombia, condición que repetirá ante los oncenos verdes del país, con los cuales disputará sendos choques de grandes: primero el 30 de junio ante el Nacional por Liga, y después el 3 de agosto ante el Cali, por vuelta en Copa Sudamericana.
    Así, el equipo no tendrá descanso, y en esa agitada seguidilla de partidos importantes, espera ir consolidando el estilo que toda la afición barranquillera anhela disfrutar de su equipo consentido.

    Buen triunfo Equipo 🔴⚪️⚽️#GloriaDios

    Una publicación compartida de Teo Gutierrez (Oficial) (@teogutierrez_) el

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad