Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • DESTINO

    Publicado 3 enero, 2018

    El fascinante encanto de Aokigahara, el “bosque suicida” japonés

    Dentro del bosque Aokigahara Jukai del monte Fuji, hay letreros que instan a los visitantes angustiados a valorar sus vidas.

    Como se muestra en las películas y en las historias escritas, el extenso bosque, a menos de 100 millas de Tokio, está cubierto de árboles que arrojan sombras sobre el recordatorio ocasional de que alguien murió allí: un par de zapatos, un maletín, una fotografía de un ser querido o, tal vez, un cuerpo en descomposición.

    Con los años, se ha conocido coloquialmente como “bosque suicida”, un lugar donde algunos han ido a morir.

    El famoso YouTuber, Logan Paul, provocó indignación durante el fin de semana después de que publicó un video que mostraba el cuerpo de una aparente víctima de suicidio en el bosque de Aokigahara.

    Como informó Abby Ohlheiser, de The Washington Post, luego se disculpó por el video y dijo que “tenía la intención de crear conciencia sobre el suicidio y la prevención del suicidio”.

    En 2015, la tasa de suicidios en Japón fue de 15.4 por cada 100,000 personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Aunque The Guardian informó que el número cayó en 2016, la tasa de suicidios de Japón sigue siendo una de las más altas del mundo.

    Y aunque las autoridades han dejado de publicar números, los registros policiales mostraron que 247 personas intentaron suicidarse en 2010 en el bosque de Aokigahara, y 54 de ellos murieron, según el Japan Times.

    Entonces, ¿qué es el bosque de Aokigahara y cómo se ganó una reputación tan trágica?

    Aokigahara Jukai, o el mar de árboles, se encuentra en Yamanashi, Japón, en un suelo formado a partir de la lava que una vez fluyó desde el monte Fuji, según la Organización Nacional de Turismo de Japón.

    El exuberante paisaje verde es famoso por sus imponentes árboles de hace cientos de años. La agencia de turismo japonesa advierte a los visitantes que permanezcan en los senderos designados, y escribe en su sitio web: “Si sales del camino, solo verás árboles a tu alrededor, lo que hará que sea muy fácil perderse”. De hecho, hay cuerdas seccionando ciertas áreas en el bosque y advirtiendo a las personas sobre cómo pueden cambiar de opinión.

    Pero el bosque también es conocido por otra cosa: es el lugar donde muchos mueren por suicidio.

    “En los viejos tiempos en Japón, el suicidio se conocía principalmente como el acto de un samurai”, dijo la geóloga Azusa Hayano a Vice, que tradujo sus palabras en un documental de 2012. “En otros casos, las familias pobres abandonarían a sus mayores en las montañas. Así es como era en ese entonces. No se mataban porque no podían adaptarse a la sociedad. Eso no sucedió como lo hace ahora. Es un fenómeno moderno “.

    National Geographic informó en febrero que la noción proviene del folclore:

    Según la leyenda local, Aokigahara era un lugar donde la gente alguna vez practicaba ubasute: llevar a un familiar anciano o enfermo a un área remota y dejarlos morir. Tower of Waves, una novela de los años 60 de Seichō Matsumoto, presenta a una bella heroína destrozada por su amor que se suicida allí. El Manual Completo del Suicidio, de Wataru Tsurumi, nombró el bosque como el lugar perfecto para morir.

    También ha aparecido en la cultura pop.

    El bosque ha aparecido en varias películas, incluido el documental de Vice del 2012 y la película de terror de 2016 “The Forest”, protagonizada por Natalie Dormer. Dormer le dijo al sitio de noticias de entretenimiento Den of Geek que nunca había oído hablar del bosque antes de leer el guión, pero que quedó “fascinada por todo el patrimonio del lugar”.

    Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los factores de riesgo asociados con el suicidio pueden incluir trastornos mentales como la depresión clínica, intentos de suicidio anteriores, una barrera para acceder al tratamiento de salud mental, enfermedades físicas y sentimientos de desesperanza o aislamiento.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios