Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • Publicidad Banner superior

    publicidad
  • ENTRETENIMIENTO

    Publicado 4 octubre, 2022

    «Se murió y resucitó otro ser humano que nadie conoce»: las últimas declaraciones de Liliana Rodríguez sobre «El Puma»

    La actriz venezolana Liliana Rodríguez ha revelado más detalles de lo que ha sido su tormentosa relación con su padre, el cantante ‘El Puma’ José Luis Rodríguez.

    Liliana Rodríguez Morillo es la hija mayor del reconocido cantante venezolano José Luis ‘El Puma’ Rodríguez de 79 años, y Lila Morillo. La relación entre ellos nunca fue buena y llevan más de dos décadas enfrentados con indirectas y fuertes mensajes a través de las redes sociales y los programas de televisión. 

    Lo cierto es que ahora la actriz y presentadora, recordada por su personaje de ‘Panchita’ en la telenovela ‘Gata Salvaje’, ha decidido abordar y superar el problema con su padre y desde la silla que ocupa como panelista del programa ‘Siéntese quien pueda’ de UniMás, revela sus más íntimos secretos y como le afectó esta complicada relación en su vida.

    «El era diferente antes. A veces, entre la familia conversamos y decimos -podría sonar un poco loco, pero que en realidad se murió y resucitó otro ser humano distinto que nadie conoce, nadie reconoce, nadie comprende… (para él) nos morimos todos, no existe nadie», mencionó la hija «El Puma».

    La venezolana compartió con el productor Carlos Mesber que el sufrimiento personal que atravesaba en un momento de su vida la llevó a refugiarse en el alcohol, debido a que estaba segura que el problema era ella tras fracasar en la relación con su padre, y también con su marido y padre de su hija. 

    «Me autocorté la yugular yo y me dije: ‘bueno, si no me quiere mi papá y tampoco me quiere mi esposo, entonces el problema soy yo, la falta soy yo, el defecto lo tengo yo, como mujer, como todo, y guao, me dediqué a beber, y si no me rescatan mi mamá y mi hija Galilea, que tuvo que vivir todo eso conmigo, las borracheras», comentó la primogénita de Lila Morillo y José Luis Rodríguez «El Puma».

    Durante la entrevista, Liliana contó más detalles de esa etapa. «Estaba jovencita, pero mi hija tuvo que crecer rápido. Manejé más de una vez bebida, y Dios me libró de cosas horrorosas: más de una vez me desperté con la cabeza dentro de la poceta, pidiéndole a Dios: ‘ya llegué al fondo, o me sacas o me muero'», señaló.

    La artista también reveló cómo su padre se negó a atenderle la llamada cuando ella estaba pasando por un duro momento en su vida. En ese entonces, Liliana se estaba separando del papá de su hija y decidió hablar con su padre en ese triste momento. Durante la entrevista, la actriz habló de ese duro momento y cómo su padre no la apoyó, e incluso la ignoró. 

    “Una vez cuando me estaba separando del papá de mi hija, lo llamé por teléfono y le dije ‘father’. Me atendió, se quedó callado y me trancó el teléfono. Lo volví a llamar y el señor no me atendió. Él no sabía si yo estaba a punto de lanzarme de un décimo piso. Él no sabía para que yo lo estaba llamando, el señor no se dignó a atenderme el teléfono. Yo he tenido que perdonar todas esas cochinadas”, narró. 

    También contó una anécdota de cuándo su padre la dejó plantada antes de ir a unos premios. Reveló que estaba lista para acompañarlo a los premios e ir con él en la limusina. Ya cuando se había maquillado y vestido le llamaron para decirle que no había espacio para ella en la limusina. 

    La actriz y presentadora contó qué momento la hizo reflexionar y retomar su vida se dio luego de un difícil episodio tras una fallida llamada a su padre. Luego de encontrarla inconsciente en el baño, su madre le llamó la atención.

    «Recuerdo que mi mamá entró y me dijo: ‘¿Acaso alguna vez te di yo este ejemplo? Mi mundo también se cayó una vez, ¿acaso me viste alguna vez destruida o deshecha? ¿Qué te pasa, no te quieres; yo te quiero?», comentó. «Comenzó a realizar unas oraciones y me dijo que confiemos en Dios y me dijo que aquello, ese sufrimiento no me pertenecía», dijo Liliana. 

    Y agregó: «En ese momento desperté y dijo: ‘okay, entendí y va a ser un proceso. Yo voy a empezar a sanar de adentro hacia afuera. Necesito hacerlo, necesito darle un buen ejemplo a mi hija, necesito ser una buena hija para mi madre'».

    Mira la entrevista completa en el video debajo.

    Continúa con:

    «Tengo mucho que decir»: Elizabeth Gutiérrez rompió el silencio sobre su separación de William Levy

    Síguenos en Instagram, Facebook y YouTube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad