Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • Publicidad Banner superior

    publicidad
  • ACTUALIDAD

    Publicado 11 octubre, 2022

    ¿Qué pasa con Kanye West?: Twitter e Instagram; Justin y Hailey Bieber, Gigi Hadid, Jamie Lee Curtis, y otros en su contra

    Hollywood le ha declarado la guerra a los mensajes de odio de Kanye West: la ‘cultura de la cancelación’ le está pasando una larga factura al rapero. Aquí las claves para entender por qué lo bloquearon en redes sociales.

    Twitter bloqueó la cuenta del rapero Kanye West por un tuit antisemita publicado el sábado 8 de octubre. En el mensaje, ahora eliminado por el medio, el rapero escribió que estaba «haciendo una estafa mortal contra el pueblo judío», y agregó que «ustedes han jugado conmigo y han tratado de bloquear a cualquiera que se oponga a su agenda».

    Un vocero de Twitter confirmó a CNN que la cuenta fue bloqueada por violar las políticas de Twitter. El tuit ha sido reemplazado en la cuenta por un mensaje de la empresa que dice: «Este tuit violó las Reglas de Twitter». El portavoz no especificó qué política se violó, sino que envió un enlace a las reglas de Twitter, que incluyen pautas contra conductas de odio.

    Horas antes de publicar su tuit, la cuenta de Instagram de West fue restringida por violar las políticas de la compañía, dijo un portavoz de Meta a los medios.

    Twitter/@kanyewest

    En respuesta a la declaración de Kanye, muchos hablaron para condenar al rapero. Una de esas personas fue la actriz Jamie Lee Curtis, quien tuiteó, «El día más sagrado en el judaísmo fue la semana pasada. Las palabras importan. Una amenaza para el pueblo judío terminó una vez en un genocidio. Tus palabras duelen e incitan a la violencia. Eres padre. Por favor, detente».

    Mientras tanto, Sarah Silverman expresó su frustración por su declaración. «Kanye amenazó a los judíos ayer en Twitter y ni siquiera es tendencia», escribió la comediante el 9 de octubre. «¿Por qué en su mayoría solo los judíos hablan en contra del odio judío? El silencio es tan fuerte».

    Con énfasis en la unidad, Maria Shriver también emitió una declaración en la que escribió, «Todos debemos abordarlo. Ese tipo de amenazas y ese tipo de lenguaje deben ser condenados por todos los lados y todas las religiones. Nunca debemos superar algo como esto».

     Jack Antonoff agregó, «Kanye es una pequeña perra».

    La polémica en la que se ha visto envuelto Kanye West esta semana ha terminado por afectar hasta su relación con Justin Bieber. Los cantantes mantenían una buena amistad hasta que el canadiense ha decidido cortarla después de que el rapero y diseñador atacara a su esposa Hailey en las redes sociales.

    Todo empezó en la Semana de la Moda de París. La editora de moda Gabriella Karefa-Johnson criticó al rapero por llevar una desafortunada camiseta en la que podía leerse el mensaje: ‘White Lives Matter’ (las vidas blancas importan). Hailey Bieber fue una de las muchas famosas que mostró públicamente su apoyo hacia la periodista y le dedicó un bonito mensaje en las redes sociales.

    «Mi respeto hacia ti es profundo, amiga! Conocerte es adorarte y trabajar contigo es un honor», escribió la modelo. Unas palabras que no gustaron nada a Kanye West, que respondió con un mensaje bastante fuera de lugar. «Espera, estoy cancelado otra vez. Justin, por favor, házmelo saber», comenzó diciendo.

    «Para los pies a tu chica antes de que me enfade. Se supone que eres mi amigo, ¿verdad?», escribió en otro ‘post’. En la publicación, que ya ha borrado, adjuntó un artículo sobre una supuesta cita que tuvieron Hailey y Drake en 2016. Pero eso no fue todo, porque también hizo alusión a la operación de cirugía estética a la que la modelo se habría sometido para modificar su nariz, algo que ella ha negado.

    Lógicamente, todo esto no ha sentado nada bien al matrimonio, que no quiere saber nada de Ye. Una fuente cercana ha revelado a TMZ que tanto Justin como Hailey están muy decepcionados con el rapero y piensan que ha «cruzado la línea» con estos comentarios.

    «Están dolidos por los ataques de Kanye, especialmente porque estuvieron allí para él en 2020 cuando estaba pasando por un momento difícil en su vida, viajando a Wyoming para visitarlo en su rancho», reveló la citada fuente.

    Gabriella Karefa-Johnson, editora de moda de Vogue fue de las primeras en rechazar públicamente el mensaje racista de Kanye West.

    Solo días atrás, el rapero había hecho lo mismo con la modelo Gigi Hadid, quien arremetió contra Ye por su multitud de insultos gordófobos y racistas hacia Gabriella Karefa-Johnson. «Ya quisieras tener un porcentaje de su intelecto. Si tus ideas tuvieran un mínimo de sentido, ella sería la única persona que podría salvarte. ¿Acaso el dudoso ‘honor’ de ser invitada a tu desfile exime a esa persona de la libertad de dar su opinión? Eres un bully y un mal chiste», le dijo.

    «No voy a ser atropellado por Hollywood otra vez. Gigi eres una ‘Karen’ (término peyorativo para referirse a una mujer blanca racista o supremacista que usa su situación acomodada para conseguir lo que quiere) privilegiada. Naciste con una cuchara de plata en la boca, eres un zombie, hablas aquí pero no hablaste cuando mi hija fue secuestrada en su cumpleaños».

    Ye explicaba en el desfile de su nueva línea de ropa, que esta era el comienzo de una «nueva frontera». «Todos los que están aquí saben que soy el líder… No pueden controlarme. Esta es una situación incontrolable. El sueño de Dios o un sueño que no puede suceder sin la ayuda de Dios», decía el también empresario de 45 años. Y aparecían los modelos mientras un coro cantaba (y en el que estaba su hija North West).

    Naomi Campbell, amiga personal de West, era una de ellas, pero no llevaba la polémica camiseta. En cuanto Jaden Smith, hijo de Will Smith y Jada Pinkett-Smith se la vio puesta a varios de los modelos, abandonó el desfile y tuiteó «No puedo apoyar el mensaje de Kanye. No tiene el apoyo de todos los jóvenes». Luego lo borró.

    Las camisetas en cuestión tienen la imagen del Papa Juan Pablo Segundo y la frase «seguiremos el ejemplo» en la parte delantera, pero nadie se ofendió por eso. En cambio, en la parte trasera llevan escritas «Las vidas blancas importan» en inglés, un eslogan supremacista nacido para burlarse de las muertes que el racismo produce en Estados Unidos.

    Kanye West en la presentación de su desfile en el Paris Fashion Week.
    Kanye West, quien viste la polémica camiseta, fotografía a su hija mayor North, antes de salir a la pasarela de su desfile.

    Continúa con:

    Maluma confirma que tiene novia y las redes enloquecen

    Síguenos en Instagram, Facebook y YouTube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad