Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • Publicidad Banner superior

    publicidad
  • ACTUALIDAD

    Publicado 23 julio, 2022

    Emilia Clarke revela que dos aneurismas han dejado parte de su cerebro «inutilizable»

    La actriz británica Emilia Clarke estaba en plena grabación de Game of Thrones cuando sufrió dos aneurismas que cambiaron su vida.

    En 2011, Emilia Clarke saltó a la fama con su rol protagónico en la afamada serie ‘Juego de tronos’, en la que encarnó a Daenerys Targaryen, también conocida como Daenerys de la Tormenta, La que no Arde, Rompedora de Cadenas, o Madre de Dragones.

    Clarke, símbolo de poder y fuerza, gracias a su carismático personaje, se convirtió en una de las actrices del momento pero, entre rodajes, sufrió dos aneurismas cerebrales pusieron en grave peligro su vida.

    «Fue el dolor más insoportable», comentó Clarke en una reciente entrevista a «Sunday Morning» de la BBC, en la que ha ofrecido unas duras declaraciones en las cuales se sincera acerca de como sobrevivió a los dos aneurismas cerebrales sufridos durante el rodaje de la serie. «Fue increíblemente útil que ‘Juego de tronos’ me arrastrara y me diera un propósito», mencionó.

    Tras el rodaje de la primera temporada de la serie, mientras practicaba ejercicio en un gimnasio al norte de Londres, sufrió un primer aneurisma y fue trasladada rápidamente a un hospital de la zona, donde le diagnosticaron un derrame cerebral causado por una hemorragia en el espacio que rodea al cerebro. 

    La actriz se recuperó satisfactoriamente de la afección, sin embargo, en 2013 sufrió un segundo aneurisma. Ambos casos necesitaron de varias operaciones de emergencia en las cuáles la actriz estuvo a punto de perder la vida. 

    Emilia Clarke tenía 24 años cuando se enfrento a un primer aneurisma cerebral.

    «Una parte de mi cerebro ya no es utilizable, pero está claro que soy capaz de hablar, a veces articuladamente, y vivir mi vida completamente normal sin absolutamente ninguna repercusión», explica. «Estoy en la muy, muy, muy pequeña minoría de personas que pueden sobrevivir a eso», dijo Clarke, reconociendo la suerte que tiene de seguir con vida.

    «Falta un buen pedazo», mencionó Clarke antes de soltar una gran carcajada. «En los derrames cerebrales, en cuanto cualquier parte de tu cerebro no recibe sangre durante un segundo, se acabó. La sangre encuentra una ruta diferente para desplazarse y entonces la parte que falta desaparece».

    Afortunadamente estos problemas han quedado atrás para la brillante actriz, quien se encuentra completamente recuperada. Tanto es así, que desde el pasado 6 de julio ha regresado al mundo del teatro a través de su papel como Nina en ‘The Segull’ (La Gaviota), que se presenta en el West End londinense.

    Tras sufrir los dos aneurismas cerebrales, la Emilia Clarke decidió fundar una organización benéfica para ayudar a aquellos que hayan sufrido lesiones cerebrales y accidentes cerebrovasculares, llamada SameYou. Desde entonces, la actriz no ha dejado de ayudar mediante su organización a aquellas personas que han tenido la mala suerte de pasar por situaciones similares a la suya.

    «Pensé: ‘Bueno, esto es lo que eres. Este es el cerebro que tienes’. Así que no tiene sentido devanarse los sesos continuamente sobre lo que podría no estar ahí», explicaba la actriz.

    La actriz se hizo famosa por el papel de Daenerys Targaryen en ‘Game of Thrones’.

    La lucha por la salud de Emilia Clarke

    En 2019, Emilia Clarke contó uno de los aspectos personales de su vida más dolorosos a través del ensayo ‘A Battle for my Life’ compartido por ‘The New Yorker’. En este, la actriz de ahora 35 años, cuenta su experiencia al haber sufrido dos aneurismas durante las filmaciones de ‘Game of Thrones’ y lo que dicha experiencia dejó en ella. 

    Lo que describió como un terrible dolor de cabeza al comenzar a entrenar, resultó ser una hemorragia subaracnoidea que la llevó al hospital a la edad de 24 años, evento que concluyó en cirugía. Al despertarse, la actriz relata que el procedimiento le había dejado con aspasia, una condición neurológica por daño en el cerebro y con la cual, Emilia tenía problemas para recordar incluso su propio nombre. 

    Apenas habiendo terminado la primera temporada de la serie, creía que su carrera estaba por demás terminada. Pues al no gozar de buena salud, temía olvidar las líneas y tener que abandonar el papel que le había dado fama: Daenerys Targaryen. 

    Por fortuna, Emilia Clarke logró superar aquellos síntomas y regresar a escena, sumándose incluso a la producción en Broadway de ‘Breakfast at Tiffany‘s’ con el papel de Holly Golightly. Poco después debería pasar por una segunda cirugía, luego de que su cerebro se hubiera “duplicado en tamaño” de acuerdo al médico de Clarke. 

    Sin embargo, lo que debía ser una intervención relativamente sencilla se complicó, y Emilia sufrió una nueva hemorragia, la cual llevó incluso a que partes de su cerebro fueran reemplazadas con titanio. 

    Continúa con:

    Maluma confirma que tiene novia y las redes enloquecen

    Síguenos en Instagram, Facebook y YouTube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad