Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

ACTUALIDAD

Publicado 9 junio, 2022

DAYANA VARGAS VEGA

y su testimonio de fe

La creadora de Fénix comparte con la revista Actual la historia detrás de su marca.

Dayana Vargas.

«

Hace un año estaba atravesando un difícil momento emocional, por lo que fui a hablar con un sacerdote, el cual me aconsejó hacer manualidades como terapia para ayudar a calmar mi ansiedad y depresión. Desde ahí nació Fénix, inspirado en el ave fénix, que renace de las cenizas y vuela muy alto. Así ha sido mi vida y mi proceso, he pasado muchas pruebas, pero siempre, de la mano de Dios, he salido victoriosa y fortalecida de cada una de ellas.

La creación de Fénix ha sido gracias a Él, y a un don que la Virgen me regaló, que estaba oculto. Por obediencia, porque siempre acepto y acato la voluntad de Dios en mi vida, y entiendo los mensajes que Él me envía a través de personas, circunstancias o pensamientos, solo por eso, fui a comprar un día los materiales sin saber qué iba a hacer ni cómo lo iba a hacer. Lo primero que realicé fue un denario en cristales de murano, y cuando lo terminé se lo mostré a mi esposo e hijas, quienes se sorprendieron y creyeron que lo había comprado; ni yo lo creía. Ese denario se lo regalé al sacerdote, y desde ese entonces él ha está orando por mi sanación física y emocional.

Luego diseñé un rosario personalizado con los nombres de los miembros de mi familia, y al publicarlo en Instagram me empezaron a pedir rosarios con ese diseño. No solo me pedían amigas y conocidas, sino personas que no conocía. Poco a poco fui ampliando e innovando mi portafolio de productos y hoy día hago todo tipo de joyería religiosa, sin embargo, los rosarios personalizados siguen siendo mi fuerte. He diseñado y elaborado rosarios a varias novias; recordatorios de bautizo y de primera comunión; regalos de cumpleaños, de navidad, y amor y amistad. Son piezas exclusivas elaboradas a mano, con fe y amor. Oro siempre antes de realizarlas, y cuando estoy en el proceso, voy transmitiendo toda la mejor energía y bendiciones a la familia o persona que la recibirá.

La Virgen me inspira y llena de gracia mis manos, y el Espíritu Santo me ilumina en cada pieza que hago, para elegir qué materiales debo usar, los colores que debo combinar, la medalla que debo escoger, para que cada persona la reciba con amor. He recibido muchos testimonios hermosos, lo cual me motiva y me llena el corazón de alegría y gratificación.

Toda mi vida trabajé en el ámbito empresarial, en el área comercial de los sectores privado y público; mis estudios y mi experiencia laboral, me han permitido sacar adelante mi empresa. Durante este tiempo, he tenido la oportunidad de participar en varias ferias nacionales e internacionales, a través de las cuales he podido dar a conocer mi marca y mi producto. Este arte, que empezó como terapia —y lo sigue siendo—, se ha vuelto mi trabajo y fuente de ingresos.

Mi esposo, Edgardo Ángulo, es quien me motiva y apoya, y cree en mí y en lo que se ha convertido Fénix en tan poco tiempo. Tenemos cuatro hijos: Tommy, hijo de la anterior relación mi esposo; Nana y Mia, hijas de mi anterior relación, pero que Edgardo acogió como suyas desde que tenían uno y cuatro años; y Matías, fruto de nuestro matrimonio y amor. Ellos son mi regalo más grande y mi motor para seguir adelante.

El primero de mayo celebro el primer aniversario de Fénix, llevando la protección de Dios a muchos hogares que así lo han requerido. Continúo en mi proceso, pero cada vez mejor, pues esto a lo que hoy me dedico me llena de mucha tranquilidad y paz.

La fe siempre me ha caracterizado; la perseverancia, disciplina, constancia, amor y pasión por el trabajo, también. Quiero continuar perfeccionando mi arte, empezar a generar empleo a través de la elaboración de mis piezas, e incursionar en el mercado internacional, para continuar llevando no solo un producto, sino un poderoso mensaje, una voz de aliento a quienes, como yo, han atravesado un momento difícil, y demostrarles que con fe todo es posible.

“Pero los que confían en el Señor, volarán como las águilas”, Isaías 40-31.

«

FÉNIX

Dayana Vargas Vega

Cel: 3215398818

Instagram: @fenix__col

Envíos nacionales e internacionales

Síguenos en Instagram, Facebook y YouTube.

Comments

comments

AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad

  • gascaribe