Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 8 marzo, 2021

    Valeria Abuchaibe

    Viviendo por el amor a la cultura

    Nuestra reina del Carnaval 2018, se caracterizó por su alegría costeña, y sus movimientos de baile. Hoy nos encanta verla en sus redes sociales bailando champeta, reguetón o cualquier ritmo africano que se le atraviese.

    Pero Valeria tiene otra faceta menos conocida. Arquitecta de profesión, se dedica ahora a diseñar y construir desde lo social a través de su fundación, mediante lo cual resalta nuestras expresiones culturales.

    ¿Por qué bailas?

    Bailar es toda mi vida; ha sido mi gran pasión desde pequeña. No solamente es algo que disfruto como un hobby, sino que es como mi terapia, mi manera de conectarme conmigo misma. Disfruto bailar diferentes ritmos y disfruto también aprender a bailar cosas diferentes. Mi familia, mis amigos y el baile, son algo que nunca cambiaría por nada en el mundo.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de emprender en la pandemia con tu Fundación CreArte?

    Con CreArte llevamos dos años, y la pandemia nos ayudó muchísimo a generar un nuevo proyecto. Hacía tiempo veníamos pensando en un programa que se enfocara en trabajar con familias, madres y padres que vivieran del arte y necesitaran del apoyo que la fundación les puede brindar. Debido a la necesidad evidente de apoyar a los artesanos, entendimos que esta era la oportunidad perfecta para concretar el proyecto que se llama ProyectArte, mediante el cual trabajamos con familias artesanas junto a un equipo de profesionales en diseño, experto en la elaboración de colecciones. Comenzamos con colecciones de decoración de mesa (individuales, servilleteros, portavasos) innovadoras, diferentes, elaboradas con materiales exclusivos de la fundación, para dar a estos artesanos un trabajo estable y mejorar así, su calidad de vida, y la de todo su entorno familiar.

    La experiencia ha sido muy enriquecedora, pues comenzamos con una familia artesana, y hoy en día ya son cuatro familias. Iniciamos con aproximadamente 40 a 50 artesanos, y a la fecha 300 artesanos han hecho parte de este programa. A los cuatro meses de haber empezado exportamos a cinco países diferentes. Hemos encontrado un gran apoyo en el público, pues a la gente no sólo le encantan nuestros productos, sino también contribuir al bienestar de los artesanos. Este año continuaremos expandiéndonos para apoyar a más artesanos, y ser ese canal de venta que ellos necesitan.

    Si tuvieras que elegir entre bailar y hacer filantropía, ¿con cuál te quedas, y por qué?

    Creo que me es imposible escoger entre las dos cosas. Bailar es mi sentir, es cien por ciento mi pasión, pero hay algo que siempre me ha gustado y que desde pequeña he reflejado, y es poder apoyar a las personas. Algo que siempre he tenido claro en mi vida, es que me encanta ayudar a los demás sin recibir nada a cambio, brindar mis conocimientos, lo que pueda y que este a mi alcance. En esta vida hay veces que no tenemos que escoger una cosa u otra, podemos tener varias cosas que hagan parte de nosotros mismos. A pesar de ser completamente diferentes, estas dos pasiones quiero seguir desarrollándolas el resto de mi vida.

    Y si no hubieras sido reina del Carnaval…

    No sé qué hubiera pasado… continúa.

    Lee el artículo completo en nuestra más reciente edición. DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Síguenos en InstagramFacebook y Youtube.

    Comments

    comments

    Edición 163

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad