Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 2 junio, 2020

    Trump: de la Ley de Insurrección a gases lacrimógenos que le abren paso

    El presidente de los Estados Unidos despliega una muestra de la dureza de su mandato.

    Es presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, frente a la Iglesia Saint John’s en Washington D.C. este lunes 1 de junio.

    El presidente de EE.UU., Donald Trump, advirtió en un discurso el lunes de la posibilidad de que el ejército salga a las calles para aplacar los disturbios desatados tras la muerte a manos de la policía del afroestadounidense George Floyd, haciendo uso de la llamada Ley de Insurrección, aprobada por el Congreso de EE.UU. el 3 de marzo de 1807, una “ley federal que autoriza el empleo de las fuerzas terrestres y navales de Estados Unidos en casos de insurrecciones”.

    “Si una ciudad o un estado se rehúsa a tomar acciones que son necesarias, entonces voy a desplegar el ejército de EE.UU. para resolver por ellos y de forma rápida el problema”, dijo el mandatario.

    Las protestas -que pronto se extendieron por gran parte de EE.UU.- han dejado millonarios daños en edificios públicos, saqueos a establecimientos comerciales y la declaración del toque de queda en varias localidades.

    Seguidamente a su discurso en la ciudad de Washington, en la calle H, junto a la iglesia episcopal de St. John’s, avanzaba una barrera de policías antidisturbios. Su intención era despejar la calle y dispersar a los manifestantes. Entonces empezaron a lanzar pelotas de goma, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos, y así abrieron el camino para que Trump pudiera exhibir la Biblia frente al templo, acción por la que es duramente criticado el presidente estadounidense.

    «Estoy perpleja. Necesitamos liderazgo moral y el presidente ha hecho todo para dividirnos y acaba de usar uno de los símbolos más sagrados de la tradición judeocristana», señaló al Wahington Post, Mariann Budde, encargada del templo religioso.

    Te puede interesar:

    EE. UU. indignado por muerte de afroamericano detenido por la policía

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad