Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • MÚSICA

    Publicado 6 febrero, 2021

    The Weeknd pone US$ 7 millones de su bolsillo para su show en el Super Bowl el 7 de febrero

    La actuación de este revolucionario del ‘rhythm and blues’ se presenta como toda una reivindicación de la comunidad afroamericana en un año marcado por Black Lives Matter.

    Instagram @theweeknd

    The Weeknd es el artista elegido para el espectáculo del descanso de la Super Bowl que se disputará el próximo 7 de febrero en Tampa (Florida). El concierto , uno de los momentos más esperados de la noche, será seguido por millones de espectadores en todo el mundo y costará un total de siete millones de dólares.

    Así lo ha desvelado el representante del artista Wassim Sal Slaiby que también ha revelado que ha sido el propio Weeknd el que ha financiado el espectáculo, poniendo el dinero de su bolsillo para que el show sea tal «como él lo imaginó».

    «Siempre tuvimos la Super Bowl en nuestra lista de deseos, y siempre establecemos plazos para todos los objetivos que tenemos. Esto llegó antes de lo esperado», dijo Amir Cash Esmailian, otro de los integrantes del cuarteto que está detrás del éxito de The Weeknd. El artista canadiense pretende que las personas que lo vean por televisión puedan tener una «experiencia cinemática», según las palabras de Slaiby sobre una actuación que durará algo menos de 15 minutos.

    Instagram @theweeknd

    La actuación de The Weeknd el domingo en el estadio Raymond James de Florida, ante una audiencia que supera cada año los 100 millones de espectadores, se presenta como toda una reivindicación de la comunidad afroamericana tras un último año marcado por el movimiento Black Lives Matter y la mayor ola de protestas raciales desde el asesinato de Martin Luther King a causa de la muerte de George Floyd a manos de un policía en Minnesota el pasado mayo.

    Poco importa que The Weeknd, quien donó 225.000 euros a Black Lives Matter, no haya nacido en suelo estadounidense y sea un canadiense de padres etíopes. Su figura en la música popular norteamericana es tan inmensa que, como ha pasado con otros canadienses como Neil Young, Joni Mitchell o el fallecido Leonard Cohen, no entiende de fronteras y su obra se incrusta en la psicología de la primera potencia mundial como un elemento catalizador de sensibilidades y dilemas.

    Con su actuación, The Weeknd no solo se suma a una gran lista de iconos, sino que se traduce como el mayor logro de este músico reservado y polémico, que desde muy joven tuvo que buscarse la vida vendiendo marihuana y robando en supermercados para alimentarse. Llegó a ser detenido y condenado a 50 horas de servicio comunitario tras pegar a un policía en Las Vegas.

    También su aparición en la Super Bowl le servirá para resarcirse de su enfado con la organización de los Grammy. El pasado noviembre cargó duramente contra sus responsables, a los que llamó “corruptos”, al ver que After Hours, álbum de éxito comercial y de crítica, no recibía ninguna nominación para la gala de los premios en 2021. Su queja fue apoyada por artistas y sectores de la industria. Un enfado que quedará atrás en el estadio Raymond James de Florida. 

    Por su parte el cantante country Eric Church será el encargado de tocar el himno estadounidense junto a Jazmine Sullivan en una actuación en la que también participará Warren «WAWA» Snipe, que interpretará el famoso ‘Star-Spangled Banner’ en lenguaje de signos.

    Continúa con:

    CATRIONA GRAY La ex Miss Universo comparte su propósito con Colombia

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Síguenos en InstagramFacebook y Youtube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad

  • gascaribe