Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • MODA

    Publicado 26 abril, 2016

    Fashion week de Sao Paulo , a la sombra de la crisis

    Sao Paulo, 25 abr (EFE).- La crisis por la que atraviesa Brasil se sintió hoy también en el Pabellón de la Bienal de Ibirapuera, donde se dio apertura de la edición 41 de la Semana de Moda de Sao Paulo, un evento que a pesar de reunir 38 marcas siente la ausencia de otras como Colcci, de la exmodelo Gisele Bündchen, o Animale.

    Paralelamente a la situación económica actual, con un país en recesión, el evento abandona las nomenclaturas basadas en las estaciones del año, como Invierno y Verano, y pasa a denominarse “SPFW 41”, para no limitar las colecciones de moda en un país en el que el “calor” es predominante, independiente de la época del año.

    No obstante, a pesar de la crisis, esta edición registró un número récord de patrocinadores, 17 en total, aunque con cotas más reducidas, lo que representa una inversión de un 20 % menos.

    El reflejo de esa situación se evidencia tanto en la minimalista decoración interna del Pabellón, como en el escaso despliegue de efectos especiales en las salas de desfiles.

    Si en anteriores ediciones algunas de las marcas de ropa más fuertes conseguían invertir hasta 1,5 millones de reales (unos 422.773 dólares), el promedio de este año es de 70.000 reales (unos 19.729 dólares) por desfile.

    Con esa austeridad, las pasarelas tendrán más modelos de la nueva generación, a costos menores de las grandes estrellas internacionales que desfilaron en otras ediciones de la llamada “Sao Paulo Fashion Week”.

    Ante este panorama de recesión muchas marcas continúan apostando por este evento que claramente es el máximo exponente de la moda brasileña en la actualidad y que se ratifica como la plataforma de lanzamiento de los diseñadores en Brasil.

    Con siete nuevas marcas, la apuesta es la tendencia internacional de lo que se denomina “see now, buy now” (vea ahora, compre ahora) y por eso marcas como Ellus 2nd Floor o Riachuelo tendrán disponibles en sus tiendas las colecciones de las líneas de ropa presentadas.

    La pasarela de este primer día fue inaugurada por la marca Lilly Sarti con una colección inspirada en criaturas fantásticas e historias populares del árido noreste brasileño.

    Lilly Sarti presentó un estilo desenfadado en vestidos de vuela largos y ‘tops’ de seda y algodones vaporosos, combinados con piezas de lino en chaquetas y pantalones por encima del tobillo.

    En evocación al desierto norestino fueron presentados los tonos ocre, marrón, naranja y rojos, combinados en una colección que comenzó con piezas confortables en lino y algodón blanco y dio paso a piezas mas sensuales en crepe y tulle en tonalidades terrosas, todas ellas combinadas con sandalias de corte clásico y sofisticado.

    La marca UMA de Raquel Davidovich presentó después una colección de estilo minimalista, que define la marca, en la que predominó la ropa informal con cortes deportivos, trabajados en tejidos nobles como la seda y las gasas de algodón, en la que los pantalones y bermudas en tonos blanco y negro combinaron calzado deportivo.

    Los desfiles terminaban con la marca Amabilis, que se presenta por primera vez en la SPFW, y es una de las ganadoras del proyecto Top 5, como parte del programa de apoyo a diseñadores de moda para pymes.

    La ya popular Apartamento 03 y el renombrado diseñador Ronaldo Fraga serán los últimos en presentar sus colecciones en el primer día de una Semana de la Moda de Sao Paulo, que a pesar de la coyuntura económica del país, ofrece un calendario repleto de desfiles y actividades paralelas relacionadas con el sector.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios