Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • ACTUALIDAD

    Publicado 16 julio, 2016

    San Andrés inaugura centro cultural de 3.400 metros cuadrados

    El Centro Cultural de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con el cual se busca preservar las identidades y la cultura de este archipiélago, una joya turística en el Caribe, fue inaugurado hoy por el Banco de la República, autoridad monetaria de Colombia.

    El centro, una edificación de cuatro plantas en la isla de San Andrés, con vistas para el mar de diferentes tonos de azul de esta parte del Caribe, ocupa 3.400 metros cuadrados en los cuales los isleños encuentran una variada e inédita oferta cultural para este archipiélago situado a unos 700 kilómetros de la costa continental colombiana.

    “Este es un espacio de generación de conocimientos sobre el archipiélago y el gran Caribe, un espacio para estudiar, un espacio para difundir la vida, la heterogeneidad, la historia y la diversidad de sus habitantes”, expresó en la inauguración el gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe.

    Construido con exigentes parámetros arquitectónicos, técnicos, ambientales y funcionales, el edificio incluye un auditorio con capacidad para 120 personas, único en la isla, y una biblioteca con 1.500 volúmenes de literatura y 3.500 de historia, geografía y biografías en español e inglés, de obras de autores locales y premios nobel caribeños.

    En el archipiélago de San Andrés se habla español, inglés y creole, una mezcla de esos dos idiomas con vocablos y expresiones de otras lenguas de lo que el director del centro, Wilder Guerra, definió como el “gran arco de las Antillas”, como el francés y el holandés.

    “El centro cultural es toda una experiencia sobre la cultura del archipiélago y la cuenca del gran Caribe, con la cual hay unos nexos históricos y culturales de larga duración”, explicó Guerra.

    La oferta incluye además una “sala de creación” con capacidad para 20 personas en las que se podrá recopilar, conservar y divulgar la tradición oral de los isleños y su memoria colectiva.

    “Es un espacio importante para conservar un archivo patrimonial de nuestra cultura, un recuerdo que va a servir para muchas generaciones”, afirma la directora de la sala, Irma Bermúdez Davis.

    Uribe destacó que el archipiélago es “un lugar de mixturas humanas y espacio de flujos demográficos, económicos y culturales que lo interconectan con otras islas y con el continente” y por eso es importante “preservar y divulgar la memoria y conocimientos ancestrales de los nativos del archipiélago”.

    “Son voces distintas en lenguas diversas que hablan de la riqueza y pluralidad de este territorio, que nos ayudan a contar historias y a conocernos mucho mejor”, afirmó.

    El centro también cuenta con un salón de juegos y talleres para los niños dotada con biblioteca y puestos de acceso a internet con contenidos desarrollados especialmente para la institución en diferentes lenguas y con temáticas relacionadas con su territorio, como el mar y los navegantes isleños o instrumentos musicales del Caribe.

    En total, el centro cuenta con cerca de 21.000 libros de diferentes áreas, incluidas dos colecciones especializadas, una sobre el archipiélago, y otra sobre su relación con otros países del Caribe en un contexto histórico, así como películas y juegos educativos.

    Los usuarios también tendrán acceso a más de 2,5 millones de títulos y bases de datos digitales que forman parte del catálogo de la Red de Bibliotecas del Banco.

    El Banco de la República cuenta con 29 centros culturales en el país, 21 de ellos dotados con biblioteca, así como cinco centros de documentación regional y tres de servicios de información virtual.

    Entre los archivos a los que pueden acceder los visitantes del centro también está la colección más completa de fotografías históricas de San Andrés y Providencia, desde 1930 hasta 1990, otro de fotografía submarina y un archivo audiovisual que registra fiestas, celebraciones, ceremonias religiosas y actividades deportivas de las islas.

    En consonancia con la condición de paraíso turístico del archipiélago, el centro cuenta con elementos que lo hacen ambientalmente sostenible, como sistemas de recolección de aguas lluvias, paneles solares, cubiertas verdes y celosías externas de madera que permiten la circulación del aire.

    Te puede interesar: Guns N´Roses regresará a Colombia

    Te puede interesar:Caterine Ibargüen Vs. Comité Olímpico Colombiano, ¿Quién tiene la razón?

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios