Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • CINE Y TV

    Publicado 15 junio, 2017

    “Z: La ciudad Perdida”, película del 2016, es una de las producciones internacionales que se han realizado en suelo nacional, a partir de los más recientes beneficios económicos otorgados a los filmes extranjeros rodados en el país.

    El desarrollo y producción de la película norteamericana, que empezó en el 2009, duró 6 años en total, y durante los meses de agosto y septiembre del 2015, el rodaje se llevó a cabo en las cercanías de Santa Marta, específicamente la zona selvática de la Sierra Nevada.

    Protagonizada por el actor británico Charlie Hunnam -reconocido, entre otras cosas, por su rol como Jackson Teller en la serie de televisión “Sons of Anarchy”- y dirigida por el neoyorquino James Gray, “Z: la Ciudad Perdida” dejó, para el equipo de producción, muchas historias acerca de las distintas condiciones que plantean los bellos escenarios naturales del país para realizar grandes producciones en sus entornos.

    Felipe Aljure, el director colombiano de películas como “La Gente de la Universal” o “El Colombian Dream” participó como productor ejecutivo en la obra de la productora Plan B. Entertainment (propiedad de Brad Pitt) y, además de pasar tres años recogiendo permisos, trabajando en la adaptación de locaciones, e integrando al equipo técnico local con el que había empezado la película en Irlanda del Norte, el caleño también recuerda varias de estas historias, como publican sus declaraciones al periódico El Tiempo acerca del rodaje.

    Entre tales anécdotas, Aljure resalta la inquietud con la cual se vio a Charlie Hunnam (quien, en todo caso, aseguró haber vivido algunos de los mejores meses de su vida en Colombia) después de habérsele colado una abeja dentro del oído, al punto de tener que ser asistido por una otorrina llevada desde Barranquilla, a pesar de haber sido atendido previamente en el puesto de salud de Buritaca, en Magdalena.

    Pero más allá de las historias personales, el director colombiano también hace memoria de las proezas a las que se enfrentaron realizando la producción, que contó con un presupuesto de 30 millones de dólares, contó con centenas de extras, y fue rodada en 35 milímetros.

    Entre tales empresas, destacan haber instalado las oficinas de la producción en un hotel de carreteras, contratar a una empresa de Santander para contar con internet (por ser un área protegida, el acceso a tecnología en la Sierra es nulo) y, sobre todo, construir cinco pueblos indígenas en los escenarios destinados a falsear la frontera entre Bolivia y Brasil, en el contexto histórico de los años 20.

    Es precisamente en esta década que se ubica la historia de Percy Fawcett, el personaje encarnado por el neocastrense Hunnam, que de verdad vivió, exploró y hasta cartografió varias zonas de Sudamérica. Habiendo realizado varias expediciones en el continente desde la primera década del siglo XX, el británico volvería a Brasil en los 20 en busca de “Z”, la ciudad perdida, que él consideraba, era “El Dorado”.

    La película, que en general ha sido recibida con buenas críticas desde sus primeras proyecciones en el 2016 en Estados Unidos, fue estrenada a inicios de este mes en Colombia, y aún se encuentra en cartelera en algunos cines del país.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios