Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • MÚSICA

    Publicado 5 julio, 2017

    La fiesta de rock gratuita y al aire libre más grande de toda Latinoamérica acaba de culminar su vigésimotercera edición, y con ella, confirma cada vez más ser uno de los principales eventos culturales que Colombia ofrece al mundo entero.

    Tres días de puro rock fueron protagonizados por 65 bandas, que, entre representantes distritales, nacionales e internacionales, cautivaron a los más de 180 mil aficionados que llenaron los distintos escenarios del Parque Simón Bolívar durante el primer fin de semana del mes de julio, fecha que ya acostumbra a albergar al festival, el cual este año se presentó bajo el lema “conservar, descubrir y celebrar”.

    El cierre con broche de oro este para esta edición estuvo a cargo del artista puertorriqueño Robi Draco Rosa, quien otorgó a toda la afición colombiana un show del cual seguramente se hablará por mucho tiempo, pues no solo interpretó todo su emblemático álbum Vagabundo sino que también permitió al artista recordar y perdonarse por su actuación hace 20 años en el mismo escenario, cuando precisamente presentaba el disco, y debido a una crisis emocional por la cual atravesaba, terminó tocando con una velada cubriendo su rostro.

    El Robi Draco del pasado lunes, sin embargo, se mostró mucho más abierto y emocionado, a pesar del tono denso que necesariamente contienen canciones como Madre Tierra o Vértigo, algunos de los temas que el puertorriqueño dedicó a su numerosa afición, quebrándosele la voz al momento de hablar, como reporta la revista Semana.

    Otros protagonistas llenos de nostalgia para el festival fueron los paisas de Ekhymosis, quienes después de un año de haber lanzado un álbum con los sonidos que los hicieron populares en los años 80, volvieron a ocupar tarima el primer día del concierto, siendo esta una de las fechas más esperadas por el público local, pues es cuando los ritmos pesados y fuertes se toman las tarimas del parque por completo.

    Así, además de Ekhymosis, el soleado lunes estuvo marcado por las presentaciones de los alemanes Heaven Shall Burn y el grandioso cierre de la ya experimentada Lamb of God, quienes habían tenido distintos conciertos en Bogotá pero que, como admitió su cantante Randy Blythe, nunca habían sido igual de prominentes.

    #ekhymosis #rockalparque2017🤘 😁

    Una publicación compartida de Lizeth Martinez Zea (@liizze) el

    Además, como si esto no fuera suficiente para los numerosos fanáticos de los sonidos duros, en el cierre del segundo día también hizo presencia una banda de ritmos extremos: la legendaria agrupación de death metal, Obituary. Eso sí, al mismo tiempo que el español Macaco en el escenario Bio, quien con su mezcla de reggae, funk y rumba, confirmó la variedad musical del 2 de julio, que, entre otros, presentó a H20, una de las bandas de hardcore más importantes de todos los tiempos, y también a la arriesgada propuesta de Los Rolling Ruanas, quienes entre varios ingeniosos covers, interpretaron una versión carranguera de la mítica “Paint it Black”.

    Uno de los aspectos resaltado por varios medios en esta última edición de Rock al Parque, además, ha sido la participación de numerosas mujeres, alcanzado a tener una representatividad de 17 bandas femeninas, un número inédito en la historia del festival hasta este año, marcando así una hoja de ruta que, seguramente, el festival seguirá transitando.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad