Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DEPORTE

    Publicado 8 agosto, 2016

    Rio 2016: Así van los colombianos en las competencias

    Mientras que los deportistas colombianos siguen representando al país en los Juegos Olímpicos de Río 2016, nosotros te compartimos un informe con el estado de los que aún siguen en competencia.

    El nadador colombiano Jonathan Gómez logró la clasificación para las semifinales de los 200 mariposa de los Juegos Olímpicos de Río, tras firmar, con un tiempo de 1:56.65, nuevo récord de Colombia, la decimoquinta mejor marca de todos los participantes en preliminares.

    «Estoy feliz, logré bajar un poquito mi récord nacional de 1:56.72 a 1:56.65, pero si hubiéramos tenido una mejor vuelta podría haber sido 1:55 o 1:54. Espero que esta noche pueda volver a mejorar», señaló Gómez en declaraciones a EFE.

    El nadador colombiano, que concluyó quinto en su serie, en la que figuraba el campeón del Mundo, el húngaro Laszlo Cesh, se quedó a 1.92 segundos del también magiar Tamas Kenderesi, que partirá con el mejor crono de todos los semifinalistas, tras nadar esta mañana en un tiempo de 1:54.73.

    Te puede interesar:Yurbejen Martínez debutó con triunfo en Rio 2016

    Un gol de Teófilo Gutiérrez a los 59 minutos y un autogol japonés a los 65 parecían buena renta pero fue desperdiciada por Colombia, que cedió un empate 2-2 a Japón y comprometió sus posibilidades en los Juegos Olímpicos.

    La agonía de la selección colombiana en Manaus pareció acabarla Teo con su gol, pero más pudo el poder de recuperación de los japones, que despertaron al sentirse en desventaja y no perdonaroon los errores de sus rivales.

    Ahora Colombia endrá que jugarse la vida el miércoles en el choque con el temido equipo de Nigeria, que suma seis puntos, cuatro más que Colombia y cinco por encima de Japón.

    Teo, el más experimentado de la plantilla cafetera, alcanzó su segundo tanto en el torneo con un remate de pierna derecha desde fuera del área tras recibir una asistencia del recién ingresado Arley Rodríguez.

    El gol logró abrir una hermética defensa japonesa, que hasta entonces poco había propuesto en ataque, y facilitó los movimientos verticales del trio atacante que completan Dorlan Pabón y Miguel Borja.

    Seis minutos después el panorama de los cafeteros mejoró con el gol en meta propia de Hiroki Fujiharu, pero a los 67, un despiste de la defensa permitió a los japoneses recortar distancias gracias al remate de Takuma Asano.

    El descuento llevó nerviosismo a la defensa colombiano y una seguidilla de impresiones,sumada a la presión de los japoneses, derivó en un empate muy celebrado de Shoya Nakajima a los 74 minutos.

    Cuatro goles, cuatro situaciones de juego, demasiadas emociones en tan solo quince minutos, el mejor momento de un partido que causó aburrimiento en el primer tiempo y que en el segundo solo cambió por las intenciones de Colombia de mejorar su situación en el grupo B pero a la vez por sus propios errores para administrar la ventaja.

    En la primera fase las intenciones ofensivas de japones y colombianos fracasaron por la falta de precisión en los pases de ambos equipos y la concentración del juego en la mitad de la cancha, lo que cerró espacios para las maniobras de los delanteros.

    A pesar de contar con tres delanteros de origen: Teófilo Gutiérrez, Dorlan Pabón y Miguel Borja, Colombia tuvo que alterar su dibujo con el retraso por momentos de Teo, o su avance como punta de lanza definido.

    Pero poco o nada produjeron estos movimientos pues Japón, a pesar de haber caído en el debut ante Nigeria, y de tener mayor necesidad de sumar, prefirió asegurarse en defensa y jugar con el error del adversario.

    Dos cambios de entrada en el comienzo del segundo tiempo a costa de la salida de los hombres con más vocación de marca en la mitad como Felipe Aguilar y Sebastián Pérez dejaron clara la necesidad de Colombia de allanar los caminos para alcanzar el gol.

    Sumar tres puntos hoy en Manaus era la necesidad más apremiante debido a que Nigeria para entonces ya había gajado otros tres a expensas de una selección de Suecia que en el debut había igualado 2-2 con los cafeteros.

    Enfrentar a Nigeria en el cierre del grupo, este miércoles, plantea para los colombianos una prueba de sumo riesgo más aún cuando las fórmulas de gol no surten el efecto esperado por el entrenador Carlos Restrepo.

    Te puede interesar:Rio 2016: Las prostitutas desconfían de los Juegos

    Australia, una de las favoritas a la medalla de oro, apisonó a Colombia por 53-0 en su debut en el rugby 7 femenino de los Juegos Olímpicos.

    Las Wallabies se permitieron jugar con un equipo mixto y dar descanso a su estrella, Ellia Green, dada la diferencia de fuerzas que quedó patente desde el pitido inicial.

    Todo el partido se desarrolló en territorio colombiano, Australia se puso por delante en el marcador en el primer minuto y luego se sucedió un goteo de ensayo tras ensayo.

    Charlotte Caslick anotó tres tries, Nicole Beck hizo otros dos y el resto se lo repartieron entre sus compañeras, en un partido de dominio incontestable de las australianas.

    La goleada fue la más abultada de todos los partidos de la sesión matutina, en la que el rugby vivió su regreso a los Juegos Olímpicos tras 92 años de ausencia.

    Colombia jugará su segundo partido del Grupo C ante Estados Unidos hoy y Australia se enfrentará a Fiyi, selección que se impuso a las norteamericanas por 12-7.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad