Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DE LA DIRECTORA

    Publicado 28 abril, 2017

    Edición 130 Abril de 2017  REINVÉNTATE

    Hoy es un día muy especial en el que me he sentado a escribir con unas ganas inmensas de aportar eso que justo estás esperando encontrar en este artículo.
    Como siempre que voy a escribir, hoy me he despertado comenzando el amanecer con mi ritual de oración y meditación para dar gracias al cielo, a mis ángeles, a mis maestros de luz y al Padre Celestial por la oportunidad de ser un canal para llegar a ti con un mensaje lleno de sabiduría que toque tu corazón.
    Tengo que reconocer que, a pesar de haber tenido varios tropezones en mi vida, me siento feliz de ser lo que soy, un ser humano queriendo encontrarse consigo misma y siendo consciente de lo que soy cada segundo que pasa, mientras mi corazón siga latiendo.
    Quiero contarte sobre mi mayor aprendizaje de estos últimos días. Se trata de verme actuar como humana, en una situación increíblemente infantil que me recuerdan las acostumbradas pataletas que los niños hacen para lograr llamar la atención de sus padres.
    Confieso que luego de la escena (de mi pataleta), me sentí ridícula y tonta. Pero lo grandioso fue que logré ser consciente de esto y no quedarme enganchada en la culpa y el malestar conmigo misma, en no “darme palo” por mí error. Logré reinventarme. Ahí estuvo el éxito de salir airosa de una situación que, de no haberla manejado así, me hubiese llevado a un final triste y doloroso.
    Bueno la pregunta es: ¿A dónde quiero llegar contando mi experiencia de adulta haciendo pataleta de niña?
    Lo primero es darnos cuenta de que todos somos humanos y lo perfecto que es serlo. Lo único que tenemos que hacer cuando nos equivocamos es reconocer, ser conscientes y reinventarnos.
    Busqué en el diccionario la palabra reinventar, y para mi sorpresa me salió este mensaje: “No se encontró resultado”. Como si también hubiera que inventarlo. Entonces busqué la palabra inventar y encontré estos dos significados que creo tienen conexión con el tema de este artículo: “Hallar o descubrir algo nuevo o no conocido” y “Dicho de un poeta o de un artista: Hallar, imaginar, crear su obra”.
    Me encantó esto último de “crear mi obra”, porque aquí está mi sugerencia para ti que me estás leyendo en este momento, y es que, para salir airoso de una situación donde cometiste un error, debes reinventarte, lo que significa, volver a crear tu propia obra de arte. ¿Cómo quieres ser? ¿Qué quieres ser?
    No importa cuántas veces nos equivoquemos, lo importante es reinventarnos cada vez que sea necesario y estar conscientes de para qué experimentamos esta situación, que no sanamos al actuar de esa manera inadecuada, en la que sólo pateamos bendiciones y regalos que Dios nos entrega para que nosotros disfrutemos y vivamos felices.
    Por último, tengo una invitación especial para ti y es que aprendas a vivir sin juzgar. No te juzgues a ti mismo, no juzgues a otros. El juzgar te hace perder tu libertad. Sé libre como las aves, que vuelan bien alto con su propio vuelo y dejan volar a las demás.

    BARRANQUILLA, UNA CIUDAD QUE SE REINVENTA
    Aprovechando que abril es el mes del aniversario de La Puerta de Oro de Colombia, aquí en Actual hemos querido rendir homenaje a nuestra amada ciudad que nos vio nacer. Para esto hemos preparado una edición de colección con un gran Especial de Barranquilla para mostrar de qué manera, al reinventarnos, hemos logrado volver nuestra mirada al río y crecer como puerto para recibir a grandes empresas nacionales e internacionales.
    En nuestras páginas encontrarás crónicas y personajes que han logrado destacarse y engrandecer el nombre de los barranquilleros. Disfruta paso a paso nuestro contenido, rico en calor, color y pasión, por lo que somos y hacemos en nuestra querida tierra.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad