Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DE LA DIRECTORA

    Publicado 17 febrero, 2020

    RECONCÍLIATE CON TU PASADO

    Cuando comencé a modificar las interpretaciones que le di en el pasado a los momentos dolorosos que viví, mi presente se llenó de paz, armonía conmigo misma y los resultados los siento en mi corazón.

    Por Mayra Lucía Ríos Castro
    directora@larevistaactual.com
    Fotografía: Daniela Murillo
    Maquillaje y peinado: Nidia F.

    “No puedes volver atrás y cambiar el principio, pero si puedes comenzar donde estás y cambiar el final” C.S. Lewis.

    Cuando leí en el libro ‘Manual para amarte como nadie lo ha hecho jamás’ de mi querida amiga Patrizia Castillo, la frase: “Harás las paces con tu pasado y capitalizarás esas experiencias que te causaron dolor”, hice clic y me dije: encontré el tema de mi primer editorial de este maravilloso nuevo año 2020.


    Para mí, esto tiene mucho significado para todos los que queremos trabajar en mirar hacia dentro y ser conscientes de que, aunque el pasado no lo podemos cambiar, sí podemos cambiar la interpretación que hicimos de las situaciones dolorosas en aquel momento pasado y que nos causaron traumas y que nos hacen aún actuar de una o de otra manera en nuestro presente. Cuando haces esto, empiezas a sentir una tranquilidad interna que llamo paz conmigo misma y plenitud presente. Es, sin temor a exagerar, ver magia en tu vida presente.


    Yo te confieso que todo lo que escribo aquí hace parte de lo que siento en mi presente después de trabajar los últimos meses conmigo misma. Cuando comencé a modificar las interpretaciones que le di en el pasado a los momentos dolorosos que viví, mi presente se llenó de paz, armonía conmigo misma y los resultados los siento en mi corazón. Cuando dejé de ver como culpables a esas personas con las que viví situaciones dolorosas, comprendí que lo que me hizo sufrir no fue la situación en sí, sino la manera como interpreté lo que pasó. Ahora en mi presente me preguntan: ¿Qué estás haciendo para verte así? Me rio y respondo cortico: “Me siento feliz por quien soy en este instante, me siento en el mejor momento de toda mi vida”. Me siento acompañada, guiada e inspirada como nunca me he sentido. Percibo que lo que viene es aún más grandioso de lo que puedo imaginar.


    El primer día de este nuevo año hice las contrataciones necesarias para lograr que lleguen todas aquellas personas, negocios y demás cosas que me permitan seguir viviendo en plenitud y agradecida con la vida, con Dios, con el cielo, con el universo y con todos los que me rodean.
    A ti que me lees y que estás buscando la felicidad te sugiero: haz las paces con tu pasado. Busca todos aquellos momentos o situaciones vividas que consideres que te hicieron daño, revisa qué interpretación les diste en aquel momento y verás que hoy puedes modificarla por una que no tenga juicio hacia las personas que hicieron parte de ellas. Ya que todos los seres humanos de este mundo actúan en su presente por lo que vivieron en su pasado.

    Y la buena noticia es que nadie te hace daño, si tú no lo permites.
    Quiero desearles a todos lo que me leen un nuevo año lleno de claridad de ideas y acertadas decisiones que los lleven a la vida de plenitud que quieren vivir, la que solo se logra cuando agradeces lo que llega, sacas lo mejor de ti y no haces juicios a lo que ves afuera. Todo lo que nos llega es para trabajar y crecer en todo aquello que necesitamos. Finalmente, no te olvides que todo pasa, todo cambia, y todo se trasforma cuando hacemos consciencia de quiénes somos.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad