Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • PERSONAJE

    Publicado 13 noviembre, 2019

    Primeras palabras de Claudia Bahamón por muerte de su padre

    El padre de la famosa presentadora se accidento cuando manejaba una camioneta por una carretera del departamento de Bolívar.

    La famosa no se habia pronunciado al respecto sobre la tragica muerte que sufrio su padre en medio de un acciente en la carretera. Bahamón agradeció a su padre todas las enseñanzas que le dejó y el gran amor que siente por el. La constante convivencia con la partida de sus seres queridos llevó a Bahamón a entender que la muerte es “un privilegio de pocos y que quienes nos quedamos en la tierra es porque aún tenemos que trabajar duro por ganarnos ese puesto honrado al lado de Dios”.

    A continuación, las publicaciones que hizo la presentadora para despedir a su papá y la extensa carta que le dedicó: El amor de mi vida, la luz de mis ojos. Papito, fuiste amor a primera vista y no puedo dejarte de amar. Hemos pasado juntos los mejores años. Nos encanta la casa, la finca, estar en familia, comer empanadas, pan de yucas, dormir en el piso y tomarle del pelo a mi mamá.
    Contigo aprendimos a amar, aprendimos a perdonar, aprendímos que la vida es para ser felices, para disfrutar el momento, también aprendimos que no siempre es fácil, por eso siempre nos recordaste cuánto debemos luchar por nuestros sueños hasta lograrlos.

    Amé tu forma de ser, tu liderazgo, tus detalles, tu sarcasmo, tu vitalidad, tu sentido del humor, tu exigencia, tu inteligencia, tu forma de escribir, tu critica, tu forma de ver la vida y tus ganas de ayudar, incluso, aunque nos sacabas rabia, amamos hasta tu terquedad… es más, la heredamos y también heredaremos tus maravillosas carcajadas.

    View this post on Instagram

    Se fue mi primer amor El amor de mi vida, la luz de mis ojos. Papito, fuiste amor a primera vista y no puedo dejarte de amar. Hemos pasado juntos los mejores años. Nos encanta la casa, la finca, estar en familia, comer empanadas, pan de yucas, dormir en el piso y tomarle del pelo a mi mamá. Contigo aprendimos a amar, aprendimos a perdonar, aprendímos que la vida es para ser felices, para disfrutar el momento, también aprendimos que no siempre es fácil, por eso siempre nos recordaste cuánto debemos luchar por nuestros sueños hasta lograrlos. Amé tu forma de ser, tu liderazgo, tus detalles, tu sarcasmo, tu vitalidad, tu sentido del humor, tu exigencia, tu inteligencia, tu forma de escribir, tu critica, tu forma de ver la vida y tus ganas de ayudar, incluso, aunque nos sacabas rabia, amamos hasta tu terquedad… es más, la heredamos y también heredaremos tus maravillosas carcajadas. Tu y yo nunca discutimos pero siempre supimos que en lo que único en lo que no llegaríamos a un acuerdo era en temas de política. Al final y con dificultad entendiste mis posiciones y te sentías orgulloso de que no me dejo comprar mi opinión. Celebrabas que tu hija pensara diferente. La verdad es que Nunca pensé llegar a conocer a un héroe sin máscara, ni capa, o súper poderes… tú rompiste completamente ese estereotipo. El verte trabajar día y noche, velar por tu familia con tanta garra, sin descanso, con desvelos, eso te hace ser nuestro héroe que el único poder que tenías era que “no se dejaba congelar” Hoy queremos tus hijos darle las gracias a nuestro héroe! Porque tuviste el valor de reconocer tu paternidad. Porque enfrentaste tus deberes de padre sin miedos. Te damos las gracias porque siempre cuidaste de nosotros, te preocupaste por nuestras necesidades y anhelos. Te damos las gracias porque nos cargaste en tus enormes brazos y años más tarde nos apoyaste sin límites. (Continúa 1/3)

    A post shared by Claudia Bahamon (@claudiabahamon) on

    View this post on Instagram

    Gracias Papito no solo por ayudar a traernos al mundo, sino por hacerlo con la mejor mujer del universo, nuestra mamá, con deseo, amor y cariño. Gracias por tus locuras, por un día demente decidir robarte a mi mamá, por tus cuentos, tus historias, por los paseos y por tu mano fuerte que nos acompañaba y nos enseñaba el mundo. Nunca existió para nosotros, un maestro como tú. Gracias Gordo por haber estado a nuestro lado en las buenas y en las malas. Gracias por haber soportado e ignorado nuestras malcriadeces y enojos, propios de la niñez y adolescencia. Gracias por tus llamadas cuando estabas lejos, que nos alentaban y nos llenaban de fuerza. Gracias Gordo por existir, por ser el mejor papá con sus defectos y virtudes. La vida es entre extrañas y perfecta. Los días de mayor celebración vienen con pruebas que nos hacen pensar y repensar el valor de nuestra existencia y llenar de razones para celebrar las maravillas de la vida misma. El día de mis 15 años murió Diego. 25 años después logré entender que era para celebrar la vida. El día que Nace mi primer hijo, me entero de un angel llamado Juliana. El día de mi aniversario con quien elegí vivir el resto de mis días y el papá de mis hijos, muere nuestro tío Mao. El día del cumpleaños de Simón hace 5 años le doy el último abrazo a mi churro. Mi otro gran amor. Ayer Nov 7, el día que mi churro nació hace 95 años, mi papá decide ir a celebrárle su cumpleaños al cielo. Por obvias razones La muerte de mis seres más queridos se han convertido para mi en un entendimiento espiritual y elevado de la muerte. Desde entonces creo que venimos a el mundo con misiones y propósitos y que sin importar la edad morimos en el momento que las hemos cumplido y por eso hoy lo llamo como el grado de nuestra vida y entonces debemos estar de fiesta porque el cielo es el premio mayor! Si, eso creo de la muerte! Que es un privilegio de pocos y que quienes nos quedamos en la tierra es porque aún tenemos que trabajar duro por ganarnos ese puesto honrado al lado De Dios. Este domingo Dios me permitió darte más de un abrazo, dormir en tu misma cama con tu pijama talla XXXL y nos reimos a carcajadas hasta conciliar el sueño. (2/3)

    A post shared by Claudia Bahamon (@claudiabahamon) on

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios