Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • DE LA DIRECTORA

    Publicado 5 julio, 2019

    ¡PAPÁ, QUÉ GRANDE ERES!

    “Tengo la opción de hacer presente en mi vida a mi padre, cuando lo reconozco dentro de mí, y le doy un lugar en mi corazón. Solo entonces, milagrosamente recibo la fuerza para vivir, ya no me percibo abandonado o ignorado por él, por el contrario, siento su dulce y fuerte presencia aún hoy conmigo” Anónimo.

    Cada vez que pasa el tiempo, siento más la presencia de mi papá en mí. Es increíble la admiración que siento por él. Para mí es mi héroe, mi ser humano gigante. Hoy más que nunca lo veo como el ser más increíble que he conocido en toda mi vida. Su valentía me sorprende, su fuerza me sostiene cada vez que quiero claudicar, y su luz me guía cuando me quedo sin energía. Papá, qué grande eres, gracias por darme junto a mamá la vida, por ser, por mostrarme duran- te mi niñez tu parte humana. Hoy, siendo adulta, te entiendo con mas consciencia y es por esto que puedo verte tal cual eres. Te vi llorar, te vi reír y te vi rabiar cuando nos portábamos como niños inconscientes. Ahora comprendo tantas cosas que antes no entendía.

    En este mes del padre, mi homenaje es para ti. Hoy quiero celebrar y brindar por el padre que eres y lo maravilloso que es sentir tu energía
    en mí. Ayer cuando miré el cielo, te vi entre las nubes y alcé los brazos en agradecimiento infinito porque estás aquí conmigo. Por ser la mujer que
    soy, gracias a que vi en ti al hombre tierno, amoroso, generoso y que siempre sacó a pasear a su niño interior sin importarle que lo tildarán de niño. Qué risa y qué alegría me da ahora ver cómo disfrutaste de tu casa, de tu mujer, de tus seis hijos, todos diferentes pero bellos para ti. ¡Nunca me olvidaré de aquella ocasión en que fuiste a mi colegio y le dijiste a la directora que yo era una niña inocente y que el malo era el novio que me estaba dañando el oído, ese eres tú, papá!

    Aprendí tanto de tu ejemplo, que hoy me sorprendo al estudiar sobre el tema del vinculo con el padre, y ver que la mejor herencia que me dejaste fue verte realizado en tu profesión, en lo que amabas con pasión y en la realización que te dio el volar un avión hasta el ultimo segundo de tu vida en este mundo. A ti que me lees quiero darte hoy mi sugerencia. Revisa
    el vínculo que tienes con tu papá y con tu mamá. Auto evalúa qué tanto te falta por sanar con alguno de ellos. No importa si aún están físicamente o no. Lo importante es que sientas su energía en ti. Y que todo aquello que aún te molesta de ellos, sepas qué es lo que falta por sanar y trascender.

    Para este mes en que celebramos la vida del padre que nos dio la existencia, invité a Angie Carrillo, una mujer que se dedica a buscar en el alma de la familia aquello que aún está oculto y sin sanar. Con ella aprendí a valorar aún más a mi familia, a mi árbol y a humanizar a mis padres y a todos mis ancestros. Algo que vengo haciendo desde que hice consciencia de la importancia de sanar mi árbol genealógico, es orar por toda mi descendencia. Oro por mis ancestros y los ancestros de mis ancestros en el tiempo y por el tiempo y en el tiempo de todos. los tiempos. A continuación la entrevista con Angie, a quien agradezco infinitamente que aceptara la invitación a charlar conmigo sobre estos temas que tanto nos ayudan a crecer como seres.

    ¿CÓMO ESTÁ TU VÍNCULO CON TU PADRE?

    Angélica María Carrillo Santis es una barranqui- llera que desde hace cinco años emprendió Seres AC, un proyecto personal que nació como resultado
    de una búsqueda interior, y que la llevó a trabajar en su máxima apuesta: su ser. Ha realizado varios cursos y ha obtenido destacadas certificaciones en programación neurolingüística, ‘coaching’ ontológico y constelaciones familiares, pero para ella lo más importante es la gratitud que siente por la vida y lo que le ha regalado en su proceso de formación. “Hoy tomo la vida con todo y le doy lo mejor de mí. Seres hace parte de lo mejor de mí” expresa.

    ¿Qué son las constelaciones familiares?

    Son una terapia de ordenamiento del sistema familiar, donde se logra ordenar el sistema a través del amor. A lo largo de los tiempos se van creando los nudos transgeneracionales. Estos nudos no dejan pasar la energía del amor y de la vida. Con situaciones que pasaron en la vida de nuestros ancestros, creamos críticas, juicios, resentimientos, nos llenamos de prejuicios y de energía de venganza. Esto hace que no pueda seguir la vida fluida hacia adelante en las generaciones venideras, esto se ve en las enfermedades, en las situaciones donde no se prospera, en actitudes de resentimiento. A través de las constelaciones se logra entrar al alma del sistema familiar y ver dónde están estas pequeñas o grandes interferencias. Cada uno de los miembros de una familia viene a ocupar un lugar en su sistema familiar.

    La vida es supremamente ordenada y lo vemos a través del orden en que nacemos. Nacen primero aquellos que tienen mayor fuerza. Las condiciones bajo las que nacimos nosotros no son las mismas de las de nuestros padres, abuelos y ancestros. Ellos son más fuertes y nos abren el camino hacia adelante.

    Se han identificado tres principios a través de los cuales se ordena el sistema familiar.

    ¿Cuáles son esos principios?

    Son: jerarquía, pertenencia y equilibrio.

    Pertenencia: es el derecho que tiene todo miembro a pertenecer a esa familia. Estén vivos o muertos. Hayan llevado un destino fácil o difícil. Cada miembro de nuestra familia viene a representar una situación de aprendizaje para todo el clan. Puede que alguno de los miembros de nuestro árbol genealógico (tío, primo, abuelo) se implique en una situación dura o penosa y, cuando lo señalamos y sentimos que esa persona no es de contar y lo excluimos de nuestra familia, hace que se desordene nuestro fluir en la vida. Cada persona viene a este mundo con un plan divino para cumplir en la tierra dentro de su familia. Todo lo que hemos reproducido en nuestra vida son síntomas de nuestro sistema familiar.

    Jerarquía: es el orden perfecto de la vida. La vida es la mano de Dios en la tierra. ¿Cómo desconfiar de esta perfección? Los que nacen primero tienen mayor importancia o jerarquía, ya que pagan el precio más alto. Se da la jerarquía según la estancia en la vida. No tiene nada que ver con la inteligencia, estudios académicos, estos son solo conocimientos intelectuales. El verdadero conocimiento lo da solo el sentir a través de la vivencia en la academia de la vida. La importancia se da en el orden jerárquico de mayores años de vida.Equilibrio:

    ¿Por qué la importancia de tomar a papá?

    El primer nacimiento lo da la madre, este es la entrada a la vida física. El segundo lo da el padre, que es el nacimiento a la vida social y profesional. La fuerza para movernos en la vida la da el padre. Somos 50% de nuestro padre y 50% de nuestra madre.

    ¿Cómo es más fácil andar en la vida: con un brazo o con los dos, con una pierna o con las dos?

    Nos hacemos la vida más difícil cuando no reconocemos a nuestro padre. ¿Podemos andar sin reconocer a nuestro padre? Cada ser humano recibe la información del espermatozoide y la del óvulo, ambas hacen que seamos lo que somos. Y recibimos todo el paquete de los ancestros de ambos padres. Cuando no aceptamos alguna de las dos partes (padre o madre) vivimos incompletos, y claro que se puede vivir así. Pero, ¿cómo es vivir con un solo pie? Más duro que vivir con los dos.

    El nacimiento de cada ser humano es magia de Dios. Es una precisión divina para que se encuentren un hombre y una mujer en el lugar, la hora y el tiempo perfecto para crear tu vida, es algo que solo puede lograr Dios.

    ¿Cómo sanar la relación con él padre?

    Hay muchas maneras de hacerlo. La principal es hacernos un autoexamen a consciencia. Este consiste en escucharnos al hablar de nuestro padre. De los juicios que tenemos o de aquello que se puso en la mitad de este vínculo mío para con mi papá. Revisemos si en esta autoevaluación estamos reproduciendo lo que nuestra madre decía acerca de nuestro padre. ¿Fue ella quien se interpuso y no dio el permiso para que yo tomara a mi padre? Como niños creemos en aquello que nuestra mamá vio bien o mal de nuestro papá.

    Tenemos que hacer consciencia de dónde viene lo que siento por mi papá. Hay que sanar con nuestro padre todo aquello que nos molesta o nos da rabia que no hizo con nosotros. Para comenzar a sanar debemos humanizar a nuestros padres. Ellos hicieron hasta donde pudieron, ellos vivieron igual con sus padres y tuvieron su historia y se equivocaron como todo ser humano. Para sanar no se necesitan años, solo dejar que el alma se movilice a recibir a nuestro papá tal y como es.

    ¿Quién es el responsable del vínculo de un hijo con su padre?

    La encargada de cuidar este vínculo es la madre. Con esto le augura a su hijo éxito social y profesional y fuerza para abrirse camino en su vida. Lo está fortaleciendo en su toma de decisiones, en el que pueda poner límites, y en su proactividad.

    ¿Qué es ser buen padre?

    Todo padre es el que su hijo requiere. No hay lineamientos para ser un buen padre. El padre viene a reproducir las experiencias que su hijo necesita para crecer. Irnos en contra de nuestros padres es irnos en contra de nuestra propia vida.

    No se trata de pensar lo mismo que los padres. Es ser conscientes que son dos líneas generacionales diferentes. No hay una mejor experiencia entre la tuya y la de tus padres. Sí, una más difícil que la otra. Pero nunca podrás alcanzarte a tus padres.

    ¿Por qué es tan importante papá y mamá?

    Porque la vida es perfecta y nos las mandan de papá y de mamá, de ambas partes. Son de los primeros seres humanos que tenemos que aprender a amar. Los padres venimos dispuestos a reproducir las experiencias que los hijos requieren.

    ¿Cómo superar la culpa hacia los hijos?

    Como padres hemos crecido con culpa hacia nuestros hijos. Para aminorar esta culpa tenemos la creencia de que nuestros hijos deberán ser mejores que nosotros. Ahí el padre pierde fortaleza, dignidad ante sus hijos. Cuando ellos lo que necesitan es unos padres con fuerza, que sepan mantener su lugar, eso es amor.

    La culpa la superamos saliendo de víctima y asumiendo el papel de responsable. Aceptando nuestros errores y mostrándonos como seres humanos ante nuestros hijos. Todo aquello por lo que un padre sienta culpa, tiende a reproducirse hacia adelante y se repite en sus hijos. Es en la vergüenza donde se encuentra la repetición de los destinos difíciles. Se crea por el juicio, la dinámica de este comienza cuando juzgamos a nuestros padres. Todos tenemos derecho a fallar, se crece a través de los errores. La idealización crea vidas ficticias. Todas las familias son disfuncionales ya que esto significa funcionar diferente. Toda situación que llega a una familia es una oportunidad para crecer juntos y así el árbol se va haciendo más frondoso.

    ¿Puede una mujer ser papá y mamá a la vez, o hacer el rol del padre de sus hijos?

    ¿Puede una mujer tener óvulos y también espermatozoides? Papá es el que aporta el espermatozoide y mamá el óvulo. En caso en que una madre no esté acompañada por el padre de sus hijos, deberá esforzarse más en el cuidado de ellos. Sin embargo, nunca una mamá podrá ser referente masculino para sus hijos. Aquí es cuando las hijas mujeres crecen creyendo que pueden hacerlo todo sin la ayuda de la figura masculina.

    ¿Cómo influye la figura del padre en el crecimiento físico y emocional del niño?

    Un padre en la vida de un ser humano es importante para el crecimiento físico y emocional del niño. Cuando crecemos en conexión con la vida, seremos adultos sanos y felices. Tenemos hijos representados en niños y niñas. Las mamás sabemos hacer hijas mujeres, los papás saben hacer hijos hombres. A nivel emocional, nadie puede tomar el puesto de un padre. El padre le dio el 50% de lo que es y esto nunca se podrá perder.

                 ¿Cómo repercute la ausencia física de un papá en la vida adulta de un niño?

    La ausencia de un padre no está dada cuando un padre no puede estar físicamente. La carencia se da cuando un hijo no toma a su papá a nivel energético. Cuando no tomamos la energía de nuestro padre, perdemos fuerza para proyectarnos profesionalmente. Ambas raíces a nivel energético debemos tomar para nutrirnos. Cuando un papá no puede estar físicamente en la niñez de su hijo, la madre puede ser contenedora hablando a su hijo bien de su papá. Y de esta manera el niño crece contenido y en conexión con la vida. Vinculado con su existencia. Un papá nunca deja de estar con su hijo. Al darle la vida le traspasa parte de su energía que queda en el ADN de su hijo. Es por esto que nunca, aunque nuestro padre se vaya lejos físicamente o muera, quedamos solos. Siempre sentiremos su presencia en nosotros, y su energía vivirá por siempre en nuestro ser.

    ¿Qué tan determinante es para una mujer su relación con su padre para tener una sana relación de pareja?

    Es indispensable para una mujer tomar a su papá. Cuando no se hace, pierde la confianza en el masculino. Todo aquello que una mujer no acepta de su papá es lo que esta más propenso a repetir con su pareja. La única forma de dejarlo de reproducir es sanándolo en la raíz. Y la raíz está en lo que siento que me duele de mi papá. Como es afuera es adentro. Cuando te deja de doler, es cuando ya lo sanaste. ¿Y cuándo puedo verlo en su realidad? Aceptándolo tal como es.

    ¿Qué tanto la figura del padre influye en nuestra elección de pareja?

    Si el aprendizaje o el vínculo con el padre ha sido difícil, vamos a querer encontrar un hombre diferente a nuestro padre. Y cuando ya estemos compenetrados con la pareja nos daremos cuenta de que es igual a nuestro papá. Porque todo aquello que no se sana con nuestro vínculo primario se tiene que seguir repitiendo hasta que se sane. En el hijo hombre se da con su mamá y en la hija mujer con su papá. Hay una condición para ser pareja, y no jugar a ser pareja. Y es estar en buen vínculo con la madre. Muchos jugamos a ser pareja. Para serlo debemos tomar a nuestra pareja con todo, no querer cambiarla. Tomarla con su historia es ser pareja. Cuando culpabilizamos, no estamos siendo pareja sino jugando a serlo. Nunca te quedes con nadie con quien no te sientas bien. Cierra el ciclo de la relación sanamente para poder tener una nueva y sana pareja.

    ¿Cuándo un papá no es buen ejemplo de vida para la crianza de su hijo, cómo debe manejar el asunto la mamá?

    Cada papá es el mejor ejemplo para sus hijos. Si el papá tiene alguna conducta incorrecta, la mamá solo debe decirle que ese es el mejor papá para él. Si le hablamos a nuestro hijo mal de su papá, estamos hablando mal de él mismo, porque nuestro hijo tiene un 50% de ese padre.

    ¿Cuál es la mejor herencia que puede dejar un padre a sus hijos?

    La realización de una vida a plenitud es la mejor herencia que podemos dejarle a nuestros hijos. Los hijos siempre se van a sentir felices de las realizaciones y logros de sus padres, no de sus sacrificios. De una vida en equilibrio, donde el padre se hizo responsable de todo y donde no dejó cabos sueltos que más adelante a sus hijos les toque compensar a través de destinos difíciles.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios