Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 5 marzo, 2021

    Papa Francisco aterriza en Irak y da inicio a su histórica visita

    El Papa Francisco aterrizó en Iraq para una gira histórica por la nación devastada por la guerra, donde se espera que se reúna con miembros de la menguante comunidad cristiana del país y llame la atención sobre su difícil situación.

    El Papa Francisco llegó este viernes a Bagdad en la primera visita de un pontífice a Irak, donde se acercará a la castigada comunidad cristiana del país, que fue brutalmente perseguida por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) tras ocupar partes del territorio durante tres años.

    Tal y como estaba previsto, el vuelo de la compañía Alitalia aterrizó en el aeropuerto de Bagdad para iniciar una visita que durará tres días.

    El vuelo de la compañía Alitalia despegó del aeropuerto romano de Fiumicino y tras recorrer 2.947 kilómetros, aterrizó sin novedades en el aeropuerto de Bagdad. De la delegación vaticana forman parte, además del secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, el prefecto de la congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal argentino Leonardo Sandri, y el cardenal español Miguel Ángel Ayuso, a la cabeza del Pontifico Consejo para el Dialogo religioso, entre otros.

    Centenares de personas esperan la llegada del Papa en el aeropuerto de Bagdad. El propio Francisco explicó en un videomensaje el jueves la idea del viaje. “Vengo como peregrino arrepentido para implorar al Señor el perdón y la reconciliación después de años de guerra y terrorismo, para pedir a Dios el consuelo de los corazones y la curación de las heridas”. Foto: Reuters

    También el cardenal Fernando Filoni, quien fue nuncio en Bagdad desde 2001 a 2006 y que ayudará al Papa después de que el actual embajador, Metja Leskovar, contrajera el coronavirus y haya tenido que guardar cuarentena.

    En el vuelo viajaron con el Papa 75 periodistas. Todos los que acompañan en este viaje al pontífice han sido vacunados para evitar contagios. A su llegada al aeropuerto de Bagdad, esperó al papa en la escalera del avión el primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, y dos niños con trajes tradicionales le ofrecieron flores.

    Tras una discreta ceremonia de bienvenida, el papa y el jefe del Gobierno se reunió en privado en una de las salas del aeropuerto de la capital. Su primer acto oficial fue la reunión con el presidente del país, el kurdo Barham Saleh, y el discurso que ya pronunció en el palacio presidencial ante las autoridades y miembros del cuerpo diplomático.

    El Sumo Pontífice calificó al país en su discurso como “cuna de la civilización” y dijo que “la diversidad cultural y étnica iraquí es un recurso para aprovechar, no un obstáculo a eliminar”.

    Abogó ante las autoridades iraquíes porque “nadie sea considerado como un ciudadano de segunda clase” en un país musulmán, donde los cristianos ya sólo representan el 1% de sus 40 millones de habitantes. “Es indispensable asegurar la participación de todos los grupos políticos, sociales y religiosos, y garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos”, señaló.

    El Papa a su llegada a Irak recibe flores de una niña local. Foto: Reuters

    Además, llamó a “luchar contra la corrupción” y los abusos de poder. “Hay que construir la justicia, hacer crecer la honestidad, la transparencia y reforzar las instituciones”, manifestó.

    También se refirió a la pandemia que afecta al mundo: “Esta crisis del coronavirus es una llamada a repensar nuestro estilo de vida, debemos salir mejores que antes para que construyamos un futuro en base a lo que nos une, no lo que no nos divide”, señaló.

    La coexistencia fraterna entre las religiones necesita del diálogo paciente y sincero. No es una tarea fácil, requiere esfuerzo y compromiso de todos para superar rivalidades y contraposiciones. (…) Debemos crear oportunidades concretas en el ámbito económico y de la educación. Después de una crisis no basta con reconstruir, hay que hacerlo bien. De una crisis no se sale igual que antes, se sale mejores o peores”, enfatizó.

    Un hombre celebra la llegada del Papa en el aeropuerto de Bagdad. Los cristianos eran 1,5 millones de los 25 millones de iraquíes en 2003, cuando la intervención de Estados Unidos derrocó a Sadam Husein. Hoy las cifras se estiman entre 150.000 y 300.000 sobre un total de 40 millones de ciudadanos (el 70% menor de 25 años). Foto: Reuters

    Por último, sostuvo: “Espero que las naciones no retiren la mano a Irak y sigan trabajando con responsabilidad sin interponer intereses políticos ni religiosos”.

    Durante esta visita, el papa estará solo en las carreteras arregladas para esta ocasión debido a un confinamiento total decretado en el país donde el número de casos ha batido esta semana un récord desde el inicio de la pandemia de covid-19, con más de 5.000 contagiados diarios.

    Francisco con el primer ministro Mustafa Al-Kadhimi. Foto: Reuters

    El jefe de los 1.300 millones de católicos del mundo, que se siente «enjaulado» en los últimos meses en un Vaticano a cámara lenta por el covid-19, iniciará en vehículo blindado un viaje sin gente, «virtual» para los iraquíes que lo seguirán por televisión, y principalmente por aire.

    El helicóptero o el avión papal sobrevolará a veces zonas donde se esconden todavía yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).Las etapas en las cuatro esquinas del país reunirán solo a unos centenares de personas, con excepción de la misa del domingo en el estadio de Erbil, en el Kurdistánen la que participarán varios miles de fieles que han reservado su plaza con antelación.

    El programa papal es ambicioso. Bagdad, Nayaf, Ur, Erbil, Mosul, Qaraqosh: del viernes al lunes va a recorrer 1.445 km en un país que el pasado 3 de marzo fue golpeado por disparos de cohetes, último episodio de las tensiones irano-estadounidenses que siguen latentes en Irak.

    Milicia anunció suspensión de operaciones militares durante visita del papa

    Los Guardianes de la Sangre, una milicia chiita respaldada por Irán, anunció que suspendería sus operaciones militares durante la visita del papa Francisco a Iraq.

    «Damos la bienvenida a la visita del papa del Vaticano a Iraq y anunciamos la suspensión de todos los actos militares durante la visita del papa del Vaticano como respeto al Sr. Ali al-Sistani y para expresar nuestra hospitalidad», dijo el grupo en un comunicado emitido el viernes.

    Un guardia de seguridad iraquí frente a un enorme cartel con la imagen del papa Francisco (izquierda), en el centro de Bagdad, el 4 de marzo de 2021, en vísperas de la primera visita del pontífice a Irak. Foto: Getty Images

    La declaración agrega: “Le decimos al honorable hombre (el papa) que deseamos que su visita llegara cuando las mujeres yazidi y las cristianas estaban cautivas, cuando la tercera parte de Iraq cayó en manos de ISIS, eso habría sido más afectivo para nuestros corazones”.

    El papa Francisco tiene programado visitar el sábado al líder chiíta más influyente de Iraq, el gran ayatolá Ali al-Sistani.

    AFP, EFE y CNN

    Continúa con:

    Los colegios Aspaen en Barranquilla se reinventan para evolucionar

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Síguenos en InstagramFacebook y Youtube.

    Comments

    comments

    Edición 163

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad