Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 4 abril, 2016

    El Ballet Nacional de Uruguay abrió su temporada 2016 con una puesta en escena de «El lago de los cisnes», del ruso Piotr Ilyich Tchaikovsky (1840-1893), bajo la dirección artística del argentino Julio Bocca y con música de la Orquesta Sinfónica oficial del país.

    Tras el estreno el jueves, el público podrá apreciar esta obra maestra del ballet universal hasta el 15 de abril, con funciones en el Auditorio Nacional de martes a sábados a las 20:00 hora local (23:00 GMT) y los domingos a las 17:00 hora local (20:00 GMT).

    El argumento de la obra gira en torno a Odette, una princesa que por el embrujo del hechicero Von Rothbart se transforma cada mañana en un cisne, una pesadilla de la que solo podrá salvarla el príncipe Sigfrido, a quien intenta engañar la malvada Odile.

    El cuerpo oficial de danza de Uruguay, con una coreografía del argentino Raúl Candal y dirección musical del uruguayo Martín García, brinda en esta ocasión un espectáculo de profunda riqueza visual y un alto despliegue de técnica ante una pieza que, debido a su complejidad narrativa y artística, implica siempre un desafío.

    Entre otros motivos, porque los dos roles principales -protagonista y antagonista- están encarnados por la misma bailarina, aunque las primeras figuras del elenco se alternarán en esos papeles.

    Es el caso, por ejemplo, de la primera bailarina del Ballet Nacional, María Riccetto, anteriormente solista en el American Ballet Theater de Nueva York, que hará de Odette y Odile en cinco funciones a partir de mañana.

    En los roles masculinos también se destacará el español Ciro Tamayo, quien hará las veces de Sigfrido en cuatro veladas a partir de este domingo.

    Se trata de la tercera vez que el Ballet Nacional de Uruguay estrena esta obra desde 2010, año de reapertura del Auditorio Nacional -sede del cuerpo de baile- tras una reconstrucción que tomó varias décadas, debido al éxito de taquilla de esta obra en el país suramericano.

    Con el Lago de los cisnes, para cuyas funciones ya se han vendido más de 23.000 entradas, el Ballet abrió la temporada 2016 de danza.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad