Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • CINE Y TV

    Publicado 20 diciembre, 2019

    La muerte vestida de payaso: El Guasón, víctima y verdugo

    La paradoja de una risa que transparenta la tristeza y la rabia de una sociedad que toca fondo en muchos sentidos, es el tema de esta gran película que nos compete a todos.

    ‘Joker’ (‘El Guasón’, en su versión en castellano), la inquietante película dirigida por Todd Phillips y protagonizada magistralmente por Joaquín Phoenix en el papel del malvado personaje, continúa siendo debatida con vehemencia por críticos de cine, filósofos, sociólogos y psicoanalistas, que ven ella una representación magistral de la crisis de la sociedad urbana contemporánea, un reflejo de nuestro propio momento histórico, específicamente el de EE.UU.

    La sorpresiva ganadora del León de Oro de la Mostra de Venecia ha sido definida como la gran tragedia americana vista a través de un vidrio oscuro. Los críticos han elogiado la maestría de su dirección, la minuciosa construcción del personaje y, en general, los elementos técnicos y artísticos de lo que se descuenta será la película del año. Un dato: mientras esto se escribe, ya lleva recaudados 1.000 millones de dólares en las salas de todo el mundo. Pero lo más sorprendente es el impacto mediático que ha tenido El Guasón en el mundo intelectual y político, con una catarata de interpretaciones que abarcan desde el contexto político y social en que se desarrolla el argumento hasta el denso perfil psicológico del personaje.

    Aunque predominan los elogios, el film ha sido atacado duramente por algunos críticos como Stephanie Zacharek, de la revista Time, que condenó la “idiotez agresiva y posiblemente irresponsable” de la película, en tanto que su colega de Variety, Owen Gleiberman, afirma que se trata de “un producto que coquetea con el peligro: le da al mal una máscara de payaso”. En el otro extremo, el cineasta estadounidense Michael Moore se pregunta: “¿Violencia en Joker? ¡Paren! La mayor parte de la violencia en la película se perpetra contra el propio Joker, una persona que necesita ayuda, alguien que intenta sobrevivir al margen de una sociedad codiciosa. Su crimen es que no puede obtener ayuda. Su crimen es que es el blanco de una broma que le hicieron los ricos y famosos”. Para Moore, El Guasón es “una muestra imprescindible y símbolo del dolor que vive la sociedad norteamericana, dividida por ideologías totalitarias o extremas y con un alza de violencia sin control en los Estados Unidos”. En el mismo sentido, el filósofo esloveno Slavoj Zizek afirma que “El Guasón encarna la verdad que altera un orden social de mentiras. Si la gente supiera cuán corrupto es el sistema legal, todo colapsaría”.

    Antes de seguir adelante, cabría aclarar, para quienes no la hayan visto, que la película de Phillips tiene como protagonista exclusivo al payaso astuto y cruel; aquí Batman no aparece en ningún momento, solo es mencionado a propósito de la famosa enemistad de origen entre el Guasón y el célebre encapotado, en este caso asociada oscuramente al hecho de que la madre del payaso ha servido en la mansión del millonario Bruce Wayne. La idea original del Guasón está tomada de la película ‘The man who laughs’, de Paul Leni (1928), basada en ‘El hombre que ríe’, un clásico de Víctor Hugo de 1869, su obra más oscura sobre la decadencia de la alta sociedad del Paris de su tiempo, de inevitable analogía con la Ciudad…

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios