Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 25 junio, 2020

    La historia detrás de los cafés especiales de Colombia

    Decenas de campesinos llevan décadas cultivando unos cafés que hoy en día están en auge: los cafés especiales. Su valor radica no solo en su aroma, sino en la historia de ese nuevo protagonista y esos nuevos territorios ocultos. 

    Desde hace años Colombia ha sido pionera en la industria global de los cafés especiales, al apostar primero por un origen único de café 100 % colombiano, y posteriormente al promover la gran variedad de granos especiales altamente diferenciados que produce.

    Los cafés especiales son cafés diferenciados por características de origen, preparación o sostenibilidad en su producción. 

    Aunque son granos únicos y de características excepcionales, el hecho de que estén recién tostados, apropiadamente elaborados y, al servirse, queden bien preparados, logran esa magia que los hace de exportación.

    VID Coffee y Café de mis Ancestros, marcas de café especial colombiano.

    De tal resorte es su especialidad que desde 1986 la Federación Nacional de Cafeteros abrió una línea para apoyar el café de origen con el programa de Cafés Especiales de Colombia. Y de estos se hace un análisis cualitativo referido a su cuerpo, acidez, balance, suavidad y complejidad en el sabor.

    No se tiene certeza de cuántos cafés especiales existen en el país, lo que sí se sabe es que ahora son preferidos por los clientes nacionales e internacionales que, al mismo tiempo, quieren conocer la historia que hay detrás de la producción de estos y cómo el productor llegó a esa calidad, asegura Iliana Delgado Chegwin, coordinadora comercial de Cafés Especiales de la Federación Nacional de Cafeteros.

    Cada año se realiza en Colombia la feria de cafés especiales más importante de América Latina y el Caribe, organizada por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) en asociación con el Centro Internacional de Negocios y Exposiciones de Bogotá (Corferias). En esta se catan cafés provenientes de todo el país, donde expertos los prueban y valoran sus atributos; también, se subastan en vivo microlotes (el grano de una finca y de una familia productora específica) de la última cosecha. 

    Esta es una oportunidad para que los caficultores vendan sus productos en el mercado especializado. Los precios de un café especial varían, pero en esta feria se conocen ejemplos de lo que se puede alcanzar: un microlote de Cauca recibió un precio de 20,25 dólares por libra, por parte de un comprador japonés, en subasta internacional. Su precio base fue de 2,50 dólares en la versión del 2017 de la feria

    Varias marcas de café especial colombiano. Foto: Federación Nacional de Cafeteros.

    Los principales lugares de producción de estos cafés especiales del país se encuentran en el eje cafetero, el cual comprende los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, además de las regiones noroccidente de Tolima, el suroeste de Antioquia, y el norte y oriente del Valle del Cauca. Aunque en territorios distantes al eje cafetero también producen cafés especiales, como la Sierra Nevada de Santa Marta.

    Para hacerse a un buen café especial se de tener en cuenta lo siguiente:

    • Tienen procesos de producción más específicos que otros.
    • Logran notas y características especiales de acuerdo con el lugar geográfico donde se producen. 
    • Son un poco más costosos.
    • Se aconseja comprar con frecuencia y no en presentaciones grandes, para ganar frescura.

    Receta Iced Latte de VID Coffee

    Te puede interesar:

    10 bondades de los jugos verdes + Recetas

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad