Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • TOP ACTUAL

    Publicado 9 junio, 2020

    Johana Bahamón: ‘La cárcel ha sido mi mejor oportunidad’

    Por Jocelyn González

    La actriz y líder social es hoy una mujer reconocida a nivel nacional por el trabajo que durante ocho años lleva realizando con la población carcelaria del país; hace poco recibió el premio a la Mujer Cafam 2020, el cual destaca a las féminas de todos los rincones del país que lideran iniciativas de transformación social.

    Con la Fundación Acción Interna —la cual es hoy su proyecto de vida— ha dado segundas oportunidades a quienes, según ella, “la vida no les ha dado ni una primera oportunidad”.

    Siempre está en una constante búsqueda de maneras de visibilizar y dar herramientas para salir adelante a los privados de la libertad, con acciones creativas como Restaurante Interno (el primer restaurante en el mundo abierto al público en una cárcel de mujeres), Agencia Interna (la primera agencia de publicidad en el mundo que funciona dentro de una cárcel) o la marca Libres (artículos de diseño hechos en las cárceles de Colombia).

    Sus días como musa en la pantalla chica los ha dejado atrás con la total convicción de que el camino en el que se encuentra es el correcto.

    Revista Actual conversó con ella. Conocimos su lado más humano, el que hoy la define.

    Fundación Acción Interna es una realidad, totalmente activa y que crece cada día más. ¿Alguna vez pensaste que tendría el alcance que tiene hoy?

    No, empezó solo siendo una motivación personal, luego descubrí que era mi pasión y se convirtió en mi proyecto de vida. Nunca pensé que tendría el alcance que tiene hoy.

    Tu mantra personal es ‘yo creo en las segundas oportunidades’. ¿Cuál es la segunda oportunidad más grande que te ha dado la vida?  

    Sentí que debía devolverle a la vida todas las oportunidades y privilegios que me había dado; esto pasó el primer día que visité una cárcel el 24 de septiembre de 2012, Día de la Virgen de las Mercedes, cuando se celebra su día como patrona de los reclusos. Fui invitada a la Cárcel El Buen Pastor de Bogotá para un evento y desde ese día fue imposible para mi ser indiferente a esa realidad que conocí. He tenido muchas segundas oportunidades, la vida me ha dado muchas nuevas oportunidades y la mejor fue haberme llevado a la cárcel.

    ¿Sientes que estaba en tu destino trabajar por la población carcelaria del país?  

    En 2012 me invitaron a un evento en esta cárcel, siendo la primera vez que visitaba un establecimiento penitenciario. Conocía algo de las condiciones físicas precarias de las

    cárceles en nuestro país, así como el hacinamiento. Pero una cosa es conocerlo a través de los medios de comunicación y otra cosa es estar allí constatando esas realidades, conociendo sus espacios e instalaciones y, sobre todo, conociendo los seres humanos, carentes de opciones de crecimiento personal, de creer en sí mismos, de actividades resocialización y reconciliación con ellos mismos y la sociedad. Desde ese momento decidí dedicarme a trabajar con y para ellas —las reclusas—. En el 2013, después de un tiempo de estar trabajando en la cárcel, decidí que eso era a lo que quería dedicarme y formalicé las actividades que estábamos haciendo en las cárceles y creamos la Fundación Teatro Interno; ahora, Fundación Acción Interna. 

    Como líder de una población vulnerable de Colombia, ¿qué se necesita, tanto del sector público como del privado, para mejorar las condiciones de esta?

    Es muy importante que entre todos nosotros apoyemos causas que le apuesten al cambio, que sean generadoras de oportunidades, que no estigmaticen y, lo más importante, que resalten siempre los valores de cada persona. Ser generadores de cambio.

    Recientemente fuiste nombrada Mujer Cafam 2020 por tu labor social por la población carcelaria. ¿Qué representa para ti este reconocimiento?

    Recibir el premio Mujer Cafam 2020 fue una gran sorpresa y reconocimiento a nuestro trabajo. Lo mejor fue haber tenido la oportunidad de conocer a las 29 mujeres que participaron junto conmigo; conocerlas como seres humanos, conocer sus emprendimientos y ser testigo, como colombiana, que no solo están construyendo presente sino un mejor futuro para nuestro país.

    Tu rol como madre también es destacable y tu familia es todo menos un lugar común. ¿Qué les enseñas a tus hijos? ¿Qué crees que están aprendiendo de ti?

    A mis hijos les trato de enseñar con ejemplo. La mayor enseñanza, que tanto ellos como yo recibimos de la población carcelaria, es que los errores se pueden convertir en oportunidades de desarrollo personal y que todas las acciones tienen una consecuencia y también una solución. Han aprendido que no tenemos el derecho de juzgar ni señalar los errores que estas personas han cometido. Poco a poco van interiorizando que somos seres humanos, que nos equivocamos y que está en nosotros generar nuevas oportunidades. No tenemos distancia con las diferencias.

    Cuéntanos un poco acerca de la experiencia de tener la custodia de Evelyn, la hija de una reclusa nacida en prisión.

    La conocí de tres meses. Entré al patio de la cárcel donde estaba con su mamá y la alcé… quedé perdidamente enamorada, sentí una conexión fuerte. Llevo siete años viendo niños en la cárcel, trabajando con ellos y con Evelyn pasó algo único.

    Has cambiado los sets de televisión por las prisiones de Colombia. Hoy día, ¿qué significa para ti la actuación? 

    Soy la más agradecida con los 15 años que pude trabajar en televisión; gracias a eso llegué a la cárcel. Pero en este momento de mi vida no quiero ser la protagonista sino que ellos sean los protagonistas; ya no quiero contar yo historias, sino que quiero que ellos cuenten sus historias.

    Después de varios años sin actuar, tuviste una aparición reciente en la telenovela ‘Enfermeras’, donde te interpretabas a ti misma y vestías una camiseta con el nombre de tu fundación. ¿Fue esta una excepción a la elección de dedicarte de lleno al trabajo social? ¿Planeas seguir actuando?

    No planeo seguir actuando. Esa participación fue una invitación especial interpretándome a mí misma y visibilizando a la Fundación Acción Interna. Por ello, mi aparición en el capítulo de ‘Enfermeras’ fue netamente para evidenciar las problemáticas que se presentan día a día en las cárceles. 

    Te puede interesar:

    Nicolás de Zubiría tiene la receta para ser el mejor papá

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad