Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 22 mayo, 2018

    Fallece Hernando García Márquez, «hermano número ocho» de Gabo

    A los 75 años, y en el seno de su hogar en el barrio Manga, murió este domingo uno de los hermanos menores del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

    Hernando García Márquez, el «hermano número ocho» del premio nobel de literatura, Gabriel García Márquez, falleció a los 75 años en Cartagena de Indias el pasado domingo y fue sepultado hoy, confirmaron a Efe allegados de la familia.

    El director general de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello, dijo a Efe que lamentaba «profundamente» el fallecimiento de Hernando García Márquez.

    Según medios locales, el fallecimiento se produjo por complicaciones de una larga enfermedad que aquejaba hacía varios años.

    En su autobiografía titulada «Vivir para contarla», Gabo describió a su hermano «Nachi», como cariñosamente le decía a Hernando, como «el hombre más pacífico del mundo».

    Según el autor de «Cien años de soledad», Nachi, después de prestar el servicio militar obligatorio siguió en el ejército donde «se esmeró en toda clase de armas modernas y participó en numerosos simulacros, pero nunca tuvo la ocasión» de ponerlo en práctica en una de «tantas guerras crónicas» que ha padecido Colombia.

    «Así que se conformó con el oficio de bombero cuando salió del Ejército, pero tampoco allí tuvo la ocasión de apagar un solo incendio en más de cinco años. Sin embargo, nunca se sintió frustrado, por un sentido del humor que lo consagró en la familia como un maestro del chiste instantáneo, y le permitió ser feliz por el solo hecho de estar vivo», escribió Gabo.

    En otro aparte de su autobiografía, el nobel de literatura contó que «Jaime (otro de sus hermanos menores), que ya tenía diez años, había sido el que más tardó en apartarse del regazo materno por su condición de seismesino, y mi madre no había acabado de amamantarlo cuando ya había nacido Hernando (Nanchi)».

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad