Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • PERSONAJE

    Publicado 7 julio, 2017

    Antes y después de Gianluca Vacchi

    La presentación de J. Balvin en los Premios Juventud 2017 ayer, en Miami, tuvo un invitado especial, al cual muchos usuarios de Instagram y otras redes sociales se han acostumbrado a ver bailar, el multimillonario italiano Gianluca Vacchi, quien también aparece haciendo de las suyas en el último videoclip oficial del cantante antioqueño “Mi Gente”.

    La colaboración entre cantante y celebridad viene dando de qué hablar desde noviembre del año pasado, cuando J. Balvin visitó a Vacchi en Milán, y ambos grabaron un clip bailando la canción “Safari” del mismo cantante de música urbana.

    Este video colgado en el Instagram oficial de J. Balvin es una pequeña muestra de lo que ha caracterizado a la figura pública de Vacchi, quien hoy día cuenta con casi diez millones de seguidores en dicha red social: baile de hits musicales latinoamericanos, lujo, y mucha extravagancia, tanto en su ropa, como en su piel bronceada, la cual está marcada con numerosos tatuajes de eventos y personas que lo han marcado en su vida.

    Sin embargo, no todo siempre han sido excentricidades y popularidad en el Internet para el presidente de la empresa SEA Società Europea Autocaravan y director del holding Fin Vacchi Finanziaria Vacchi.

    Si bien hace años ya se hablaba de él como un exitoso hombre de negocios, cuya increíble casa era motivo de foto-reportajes enfocados al lujo desde el 2008, realmente su nombre era reconocido muy poco por fuera de los círculos financieros, y su apariencia no presentaba de los rasgos más particulares y representativos que lo han puesto en boca de muchos: su espesa barba plateada, sus numerosos tatuajes, y su cuerpo musculoso y bronceado, casi siempre con el pecho al descubierto.

    Tal como registró la revista ¡HOLA!, la transición de empresario exitoso a fenómeno del Internet vivida por Vacchi, se vio determinada por la prominencia de las redes sociales.

    Así, en el año 2014, mientras mostraba su casa en Montenapoloeno, una de las calles más exclusivas y llamativas de Milán, el mismo Vacchi comentó lo siguiente: “La vida es todo seducción. Por eso yo estaba marginado en las redes sociales, porque no veía ese contenido seductor. En cambio, he entendido que en el ámbito de las redes puede también haber grandes obras de seducción comunicativa, que es lo que al final he hecho”.

    Esta nueva filosofía lo ha llevado a emprender un viaje por el mundo de los lujos, la moda, la buena vida y cualquier tipo de disfrute, convirtiéndose en una figura de las redes, precisamente desde el mismo 2014, año en el cual empezó a vender su imagen de no solo hombre exitoso, sino también fanático a los caballos, los yates, propietario de jets privados, y además, rodeado de celebridades, como su amigo, el actor norteamericano Zac Efron.

    Este estilo de vida tan particular ha sido agrupado y comercializado por el italiano a través del hashtag #GVLifestyle, pero no conforme con la etiqueta, Vacchi también publicó un libro, haciendo honor a su estatus de gurú del buen estilo de vida: Enjoy (Disfruta)

    Enjoy your life and be happy when you see other people happy....a smile is priceless #gvlifestyle

    Una publicación compartida de Gianluca Vacchi (@gianlucavacchi) el

    Miami's sun☀️☀️ @effek http://www.effek.it/capsule-collection/ #gvlifestyle #effek

    Una publicación compartida de Gianluca Vacchi (@gianlucavacchi) el

    “Solo hay una vida y que hay que vivirla intentando disfrutar todo lo que puedan. Para ello, la actitud psicológica es muy importante. Vivir con un espíritu de resignación es un aperitivo de la derrota”.

    El título de esta publicación claramente agrupa la filosofía personal del multimillonario, quien al empezar su transición al ícono de Internet que es hoy decía lo siguiente: “Solo hay una vida y que hay que vivirla intentando disfrutar todo lo que puedan. Para ello, la actitud psicológica es muy importante. Vivir con un espíritu de resignación es un aperitivo de la derrota”.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad