Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 20 mayo, 2020

    Desglosando los Chakras, centros de energía del cuerpo humano

    Revista Actual invitó a Fadia Saade, psicóloga clínica especializada en Terapias Alternativas y experta en el tema, para que nos dé una guía clara para entender fácilmente qué son los chakras, qué regula cada uno en nuestro cuerpo y sus características principales. A continuación su texto.

    Creemos que sólo somos materia y cuerpo físico, y no sabemos —o no estamos conscientes— que somos también energía, la cual recorre a lo largo y ancho nuestro cuerpo. Esta energía invisible o ‘Prana’ es la fuerza vital que nos mantiene vivos y saludables, y está dirigida por grandes discos energéticos en movimiento que circulan y vibran a frecuencias muy elevadas por todo nuestro cuerpo llamados CHAKRAS, los cuales van desde el suelo pélvico hasta la coronilla. La palabra chakra viene del sanscrito chakram y quiere decir rueda o vórtice de energía. Tenemos siete chakras mayores que regulan nuestra salud física, mental y espiritual, los invito a conocerlos.

    Primer Chakra: Raíz. Muladhara, ‘lo fundamental, lo básico’

    Ubicado en la base de la columna, en la zona del perineo entre el ano y el comienzo del aparato reproductor. Este chakra está dominado por los testículos y los ovarios. Su principal función es conectarnos con la tierra y el mundo material, con nuestras raíces, con lo ancestral. Nos mantiene unidos a la vida y le da energía a todos los niveles del cuerpo. Es el chakra de los placeres, pasiones y alegrías.

    Se desequilibra por los miedos y los traumas de origen sexual sufridos a una temprana edad, por trastornos en la alimentación, problemas de estreñimiento y osteoporosis. Puedes equilibrarlo por medio de visualizaciones con cristales, masajes con aceites esenciales de cedro y pachulí, y asanas de yoga.

    Color: Rojo. Cristal asociado: jaspe rojo. Elemento: tierra. Sentido: olfato. Mantra: LAM.

    Segundo Chakra: Sacro. Svadhisthana, ‘dulce morada del ser’

    Se encuentra localizado en la parte baja del abdómen, en la zona de los genitales y en la mujer en los ovarios. Comprende la zona lumbar y de la cadera. Su función es transmutar la poderosa energía sexual en energías de amor, de sexualidad, de sanación, de creatividad, alegría y entusismo. Este chakra se desequilibra por impotencia sexual y frigidez, promiscuidad, por sentimientos de culpa o verguenza-culpa, por no perdonar, por sentir temor, ira, violencia y resentimiento. Se logra un balance llevando una vida sexual sana, escuchando música con sonido de océanos, con la respiración Ida Nadi de la fosa nasal izquierda, meditando con sonidos, utilizando aceites de sándalo, jazmín y de rosas.

    Color: Naranja. Cristal asociado: cornalina. Elemento: agua. Sentido: gusto. Mantra: VAM.

    Tercer Chakra: Plexo solar. Manipura, ‘brillante como una perla’

    Está situado en la parte alta del abdomen, entre el ombligo y la parte inferior del esternón.

    Su función es controlar y estabilizar las emociones negativas, las relaciones, el poder personal y la fuerza de voluntad, para “conseguir el dominio y control absoluto del cuerpo”, como dijo Patanjali, gran sabio indio. Se bloquea por querer tener el control de la vida de los hijos, esposos, padres, amigos, colegas, por el estrés y la vergüenza. Para equilibrarlo, toma baños de sol temprano en la mañana o en el atardecer, practica la respiración diafragmática, el tái chi, pilates, aromaterapia con aceites de salvia, enebro y geranio.

    Color: amarillo. Cristal asociado: citrino amarillo. Elemento: fuego. Sentido: vista. Mantra: RAM.

    Cuarto Chakra: Corazón. Anahata, ‘nota no ejecutada’

    Está ubicado en el centro del pecho y conectado con la glándula Timo, que es el puente entre la mente (cabeza) y la emoción (vientre). Esta glándula ha sido reconocida como un nuevo chakra. Fluye a través del amor y la compasión acogiendo el Alma Divina o Ser Superior. Es el primer chakra espiritual. Se bloquea por el dolor emocional, por dudar de nosotros mismos, por la frustración en el amor o ante cualquier relación, y ante el miedo a no ser amados. Se equilibra nuevamente trabajando el perdón, el soltar, el dar y recibir, el confiar en amar. Funciona con la abrazoterapia, la asana de la cobra, la meditación Metta del amor benevolente, escribirte una carta con palabras amables y los masajes de aceites de melisa y rosas

    Color: Verde, rosa/rojo. Cristal asociado: peridoto, cuarzo rosa, rodonita. Elemento:aire. Sentido: tacto. Mantra: YAM.

    Quinto Chakra: Garganta. Vishuddha, ‘purificar’

    Ubicado en la garganta a nivel de la glándula tiroides. Es el chakra de la comunicación a través de la voz y del lenguaje. Tiene que ver con la salud de la garganta, boca, dientes y encías, y vertebras cervicales.

    Saca hacia el exterior todos los impulsos internos como las emociones e ideas, en forma física a través de la palabra. Se afecta por miedos no expresados como hablar en público, por mentir, por hablar a gritos o muy bajito y por la falta de creatividad. Las consecuencias son dolor en el cuello,  amigdalitis crónica, dolor de cabeza y falta de voz. Se sana expresando la situación que nos aqueja, con la terapia de luz turquesa, con un colgante en el cuello azul celeste, cantando y meditando mirando al cielo.

    Color: Azul celeste. Cristal asociado: Turmalina y topacio azules. Elemento: éter/akasha. Sentido: oído. Mantra: HAM.

    Sexto Chakra: El tercer ojo. Ajna, ‘más allá de la sabiduría’

    Se localiza en el entrecejo, donde se asientan la clarividencia y la clariaudiencia. Es el segundo chakra espiritual, está relacionado con la mente y el discernimiento. Su función es hacer ver lo invisible, lo desconocido de los mundos sutiles para conectar con los guías y maestros espirituales. Lo desequilibra los dolores de cabeza, problemas en la visión, alteraciones del sueño, cuando en la vida no sabes donde ir, por no tener objetivos. Se equilibra con meditaciones para despertar la visión interior, con diferentes asanas como la Adho Mukka o postura del perro mirando hacia abajo. Utilizando aceites esenciales de incienso y de albahaca, y con terapias florales.

    Color: Índigo. Cristal asociado: Azurita, sodalita, lapislázuli. Elemento: espíritu Sentido: percepción extrasensorial. Mantra: OM.

    Séptimo Chakra: Corona. Sahasrara, ‘mil pétalos’

    Se encuentra en la membrana del cráneo, en la coronilla en la parte superior de la cabeza. Es el que se contacta con la energía Divina, buscando guía y protección, con el pensamiento universal del amor y la compasión. Es el tercero de los chakras espirituales. Su función es buscar la energía de la dualidad masculina-femenina en las altas dimensiones para alcanzar el Nirvana, donde el alma encuentra la plenitud y felicidad suprema. La ansiedad, depresión, Alzheimer, bipolaridad y déficit de atención son algunos desequilibrios que se sanan con mantras de silabas, meditaciones sobre un objeto, con cristales y aromas, y con la terapia lumínica del agua.

    Color: Morado. Cristal asociado: Amatista. Elemento: espíritu. Sentido: todos los sentidos. Mantra: OM.

    Es importante tener en cuenta que para sanar los chakras hay que acudir primeramente donde un profesional especializado, un psicólogo, que te ayude a trabajar tu interior, tus emociones y pensamientos negativos al tiempo con tu parte física empleando las distintas y numerosas terapias dispuestas para esto.

    Fadia Saade S. es psicóloga clinica especializada en Terapias Alternativas. Facilitadora de Heal Your Life de Louise Hay. Dicta talleres y conferencias enfocados en la sanación del ser, el crecimiento personal y el bienestar. Atiende su consulta privada.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • impuestos
  • Publicidad