Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 22 mayo, 2016

    Decálogo del orden

    Por: Mauricio Rodriguez Arévalo – Restauraciones M21 síguelo en Instagram Mobiliario M21

    Hacer que la vida fluya es una responsabilidad personal. Y uno de los principales pilares para que esto suceda es el orden. ¿Cómo hacer que la vida sea fluida, tranquila y próspera si no somos organizados? Esto suena como algo enorme de resolver, pero realmente es el resultado de la suma de pequeños esfuerzos tan simples como mantener arreglado el cajón de los calcetines. Así que para que nunca arranquemos el día sin encontrar las llaves del carro, propongo 10 pasos para ayudar a mantener el desorden a raya y que la vida continúe:

    1. Empieza por programar el momento del orden en la agenda, define un día para iniciar esta tarea y un día para haberla terminado. Como todo en la vida, hay que empezar por querer hacerlo y luego efectivamente hacerlo.
    2. No todo a la vez: sectoriza las áreas de la casa de manera que no colapse el intento de organizar. Empezar por la habitación principal es una buena idea pues ver tu espacio de descanso en completa organización te dará regocijo y satisfacción cuando llegue la hora de dormir. Otra opción es agarrar el área más chica o simple de manera que sientas que se avanza rápido.
    3. Deja visible lo que no está en orden: de nada sirve que se guarde en cajones aquellas cosas que no sabemos dónde poner. Dejarlas visibles hará que nos cuestionemos cuál es el sitio adecuado.
    4. No existe orden sin eliminar. La acumulación es un problema que no tiene sino una sola salida y es deshacerse de lo que no se usa, lo que no se necesita, lo que ya no nos queda. Para cuando se haga muy difícil soltar aquello que ya no usa, aplica la “ley del Pareto”: conserva el 20% y saca el 80% de aquello que no usas, esto ayudará a priorizar.
    5. Prioridad: Los papeles deben ser separados por uso frecuente, esporádico o prácticamente nunca, como impuestos, contratos, etc. Asegúrate de mantenerlos separados y debidamente etiquetados. Así, cuando llegue el día de requerirlos, cualquiera en la casa podrá tener acceso a ellos.
    6. Los niños: Para aquellos que tenemos hijos, es muy importante educarlos en el orden. Esto sin duda los ayudará a ser mejores seres humanos y a tener una mejor calidad de vida en su futuro. Así que juguetes, ropa, libros, pelotas, biberones, etc., deben siempre salir del lugar que corresponde y volver al mismo.
    7. Contenedores: Son tan útiles e importantes en nuestras vidas que existe toda una lucrativa industria enfocada en este tipo de artículos, así que asegúrate de tener los que se requieren. Los hay de todos los gustos, precios y calidades, su función al final es la misma: contener el desorden. Si no quieres invertir dinero en ello, puedes encontrar miles de ideas para organizar correctamente pendientes, bufandas, herramientas, anillos, cables, hilos, botones, sobres y demás.
    8. Doblar, colgar, acomodar. Sí, es muy necesaria esta tarea. De nada servirá tener todo en su lugar pero amontonado. La idea final es que tengas acceso y visibilidad de todo lo que tienes.
    9. Disciplina: Una vez al año no sirve de nada. Mantener el orden es una tarea permanente que exige disciplina casi que diaria para que tenga efecto. Agenda con recurrencia esta tarea. Una vez por mes es ideal que se saque tiempo para reorganizar lo que se va saliendo de su sitio. Esto evitará que vuelvas a invertir horas enteras partiendo de cero.
    10. Trabajo en equipo: El orden debe ser una misión de todos los que habitan el hogar; el esfuerzo individual fallará si no hay apoyo grupal.

    Bonus track: Tal como en los realities, tres cestas para: tirar, reciclar y regalar. Acá un breve sumario recopilado de diferentes recomendaciones en Internet:

    • Recipientes vacíos – Tirar/Reciclar
    • Ese jean que conservas de hace años – Regalar
    • Toallas Raidas – Tirar
    • Postales de tus vacaciones – Tirar
    • Bolsas de plástico- Reciclar
    • Calendarios de años pasados – Tirar
    • Toda esa pila de revistas que no se han tocado en meses – Tirar
    • Cupones de descuento y ofertas ya caducadas – Tirar
    • Cosas para llevar a cabo tus hobbies que ya no son tus hobbies – Regalar
    • Diarios, libretas a medio usar- Reciclar
    • Viejos libros de texto – Regalar
    • Recetas impresas que probaste o no te gustaron – Tirar
    • Medicinas caducadas – Tirar de la manera apropiada
    • Material de oficina que nunca usas (como esos bolígrafos que ya no escriben) – Tirar
    • Esa maraña de accesorios baratos y nada útiles que acumulas en cajones – Tirar
    • Latas de café o de lo que sea vacías – Reciclar
    • Pilas viejas – Reciclar
    • Manuales de instrucciones – Tirar (todo está en internet)
    • botellas vacías – Reciclar
    • Esa miscelánea de cables, alambres y enchufes – Tirar adecuadamente
    • Tarjetas de descuento o defidelidad de sitios donde nunca más has ido a comprar – Tirar
    • Los sobre de ketchup, mostaza, mayonesa o salsa de soja que acumulas en algún recoveco de la nevera – Tirar

    TIP GETINSHAPE: Comienza con la barra, mancuernas o máquinas sin peso antes de entrenar.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad