Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • ACTUALIDAD

    Publicado 16 abril, 2018

    Barranquilla quiere la de oro como sede de los Centroamericanos

    Del 19 de julio al 3 de agosto la ciudad vivirá una gran fiesta, gracias a la realización de estos juegos de talla internacional.

    Las competencias deportivas regionales más antiguas del mundo llegan a Barranquilla por segunda ocasión. En el año 1946, La Arenosa fue sede de la quinta edición de estos juegos, que en ese entonces no incluía a toda la región, pues recién comenzaban. Ahora, 72 años después, la ciudad se prepara arduamente para estar a la altura de unas justas que han ganado desarrollo y renombre.

    El Distrito, con la experiencia adquirida gracias a otro tipo de eventos deportivos realizados en la ciudad, como los Juegos Nacionales, los Juegos Bolivarianos y la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de la FIFA, apostó por una inversión, no solo desde lo económico y deportivo, junto a Coldeportes y la Gobernación del Atlántico, sino desde lo social, buscando volver histórico este evento deportivo para Barranquilla.

    Para Rafael Castillo, editor de deportes del diario ‘El Heraldo’, estos Juegos Centroamericanos y del Caribe también le servirán a la ciudad en materia de imagen. El periodista afirma que “el evento logrará dar un impulso a la promoción de La Arenosa por medio de todas las delegaciones que la visiten durante las competencias, dando a conocer de cerca, además del talento local, nuestra cultura y nuestras costumbres en el exterior”.

    Barranquilla, la gran ganadora

    La ciudad tendrá el beneficio de mostrarse a toda la región a partir de renovados escenarios donde se realizarán las diferentes competencias. Un total de 12 nuevos espacios para el deporte, más las refacciones al Estadio Metropolitano Roberto Meléndez y al Complejo Deportivo Carlos Valderrama, es el legado que dejarán los Juegos Centroamericanos y del Caribe a Barranquilla. Los escenarios, que podrán disfrutar propios y los más de 20 mil visitantes esperados, se ajustan a estándares internacionales específicos y verificados de acuerdo con cada disciplina. Nuevas joyas como el Estadio de Béisbol Édgar Rentería, el Complejo Acuático y el Parque Distrital de Raquetas sobresalen, sin olvidar la recuperación de íconos deportivos de Barranquilla como el Estadio Romelio Martínez, El Moderno y los coliseos Humberto Perea y Elías Chegwin.

    “Estos juegos son el pretexto perfecto para el despertar deportivo de Barranquilla”, resalta Estewil Quesada, presidente de Acord Atlántico (Asociación Colombiana de Redactores Deportivos). Además de impregnarse del espíritu deportivo, la ciudad quedará con una excelente infraestructura y, con ello, “el plato servido para forjar deportistas en escuelas de formación y el estímulo de ver obras que invitan a meterse en la actividad atlética”.

    Para leer la nota completa, adquiere la última edición de La Revista Actual.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios