Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • SALUD Y VIDA

    Publicado 10 julio, 2021

    Aprende a sembrar semillas correctas en tu mente subconsciente

    Por Papá Jaime / Instagram @papa.jaime

    En estos momentos de incertidumbre, en que estamos siendo bombardeados de información negativa, donde estamos siendo controlados, manipulados y extorsionados emocionalmente a través del miedo y donde estamos rodeados de personas tóxicas que nos transmiten magistralmente ese miedo, exagerando y distorsionando la realidad, tenemos ante nuestros ojos una señal divina que nos está mostrando claramente que tenemos que hacer un alto en el camino y aprender a mirar hacia adentro.

    Cuando aprendes a mirar hacia adentro es cuando entras en el verdadero despertar, pero cuando miras hacia afuera, si no estás consciente vas a estar soñando. Esto quiere decir que nosotros estamos todo el tiempo imaginando, diseñando y creando nuestra vida, y eso que vemos y sentimos no viene de afuera hacia nosotros, como nos enseñaron, sino que nosotros somos quienes creamos nuestra realidad, a través de nuestra mente, y esa realidad, buena o mala, depende de las semillas que sembramos.

    Nosotros somos responsables de todo lo que vemos y sentimos, por eso para cambiar el mundo, debemos auto observarnos, para conocernos y así cambiar nosotros desde nuestro interior. Nuestra mente es como un inmenso jardín que puede ser sembrada con todo tipo de semillas y dependiendo de lo que sembremos, tendremos un infierno o un paraíso.

    Es muy importante entonces revisar aquellas semillas que hemos estado sembrando, ya que tampoco nos enseñaron a sembrar las semillas adecuadas. Debemos entender que los frutos que recojamos de las semillas que sembramos, ayudando o perjudicando a los demás, a lo que nos rodea y a nosotros mismos, es lo que hacen que nuestra realidad sea de determinada manera.

    Como el 90 por ciento de nuestras acciones las manejamos desde nuestro subconsciente, como lo vimos anteriormente, debemos aprender a penetrar dentro de él, sembrando las semillas adecuadas, las cuales son todos nuestros pensamientos, palabras, sentimientos y actos que ayudan o perjudican a los demás. Incluso nuestras semillas son todas aquellas cosas que omitimos o cosas que dejamos de hacer por los demás. Lo que esas semillas produzcan, será nuestra realidad.

    Esto que te acabo de explicar es lo mismo que nos dice una ley de la naturaleza muy simple y muy poderosa que dice que no hay efecto sin causa, que es equivalente a lo que siembras, eso cosechas. Es decir, que si siembras amor cosecharás paz, alegría y felicidad. Si siembras miedo, cosecharás intranquilidad, celos, sufrimiento y enfermedad. Esta ley se basa en unos principios naturales y el principal de ellos es que primero debes dar a los demás lo que quieres para ti. Ahí es donde está realmente la esencia, la fuerza, el poder natural de las leyes físicas de la atracción y de la gravedad.

    Para que nuestra realidad se pueda transformar, pasemos de la oscuridad a la luz, y hacer de ella un cielo en la tierra, debemos revisar y cambiar varias cosas:

    – LO QUE ENTRA EN NUESTRO SUBCONSCIENTE: Lo primero que debemos hacer es estar alerta de lo que pasa en nuestro subconsciente, ya que todo lo que sucede en él entra por nuestros sentidos, por eso debemos poner un filtro a toda la información negativa que nos llegue; adicionalmente debemos estar alejados de todo lo que hace que nuestra mente disminuya su capacidad, como son las adicciones en sus múltiples formas.

    ¿Entonces cómo podemos nutrir nuestro subconsciente adecuada y positivamente? Esto se logra manteniendo un estilo de vida natural simple y poderoso, a través de una práctica espiritual integral para trabajar cuerpo, mente y espíritu apropiadamente.

    – LAS SEMILLAS QUE ESTAMOS SEMBRANDO, PARA SEMBRAR LAS CORRECTAS: Estas semillas deben basarse en el principio de que debes dar lo mejor de ti a los demás y lo que quieres y deseas para ti debes primero dárselo a los demás y al mundo.

    – LOS PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS, PALABRAS Y HABITOS: Debemos revisar a fondo cómo estamos pensando, qué estamos sintiendo, cómo estamos hablando y que hábitos o vicios estamos teniendo, para lograr transformar aquellos que no están siendo manejados positivamente.

    Recuerda siempre que la persona que da y sirve con amor, y por ende, sin esperar nada a cambio, está sembrando semillas de plantas que no perecen.

    Si quieres profundizar en este tema, puedes consultar en mi libro de “La Infidelidad del espíritu”.


     

    Papá Jaime

    Líder social, maestro espiritual, escritor y conferencista

    Embajador mundial de la paz

    Creador Universidad de la Alegría

    www.papajaime.com

    liderazgo@papajaime.com

     

     


    Continúa con:

    CATRIONA GRAY La ex Miss Universo comparte su propósito con Colombia

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición DESCÁRGALA  AQUÍ completamente gratis.

    Síguenos en InstagramFacebook YouTube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad

  • gascaribe