Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 25 abril, 2016

    Cuidados básicos de la piel durante la menopausia

    La piel de la mujer es mucho más fina y delgada que la del hombre por ello está más propensa a cambios y modificaciones ya sea por el cambio climático o por los cambios de la edad.

    La piel de las mujeres sufre cambios hormonales que se pueden ver reflejados o no de acuerdo a los cuidados que tengamos con ella. Para tener una piel sana y en buenas condiciones de exposición puedes encontrar algunos tipos de cuidados acá, recomendados por la Biocosmetóloga María Isabel Fuentes del Assul Medical Spa.

    La menopausia se presenta por lo general a partir de los 45 años de edad, y se presenta rebelando un piel más seca, fina, flácida, una piel menos elástica, cambios a la pigmentaciones,  y por falta de hidratación en la piel.

    No olvides que es muy importante saber que los estrógenos van a hacer que la piel se vea más seca, deshidratada y modifique la tonalidad en la pigmentación tradicional que tenía tu piel a través de los años. Para controlar todos estos cambios debes tener en cuenta que los tratamientos que te quieras hacer deben ser preventivos y no transformadores, porque no todas las pieles de una mujer de 40 o 50 son iguales a pesar de los cambios hormonales.

    Así mismo, es muy importante saber que si le has dado un cuidado a tu piel a nivel preventivo es más fácil asistirla y repararla en el caso de que la mujer tenga malos hábitos ya sean alimenticios o costumbristas como en el caso de la mujer fumadora quién se expone en primera instancia a los daños que causa la nicotina y todos los derivados del tabaco. Igualmente, una exposición inadecuada al sol o los malos hábitos alimenticios hace más difícil lograr que esa piel se vea linda cuando sufre cambios fuertes por factores hormonales.

    Lo más importante en estos cambios es la prevención y el cuidado frente a los factores que la dañan o producen envejecimiento, como los mencionamos anteriormente. No olvides que la piel necesita siempre estar con protector solar, debes mantener unos hábitos de cuidado y limpieza a diario antes y después del maquillaje, aun sin maquillarte debes limpiar las impurezas que recoge y saca tu piel. La sana alimentación es un agente de mucha ayuda pues la comida rica en vitamina A y C ayudan a potenciar tu colágeno y elasticidad y con ello lograrás lucir una piel suave y con apariencia de durazno. Evitar el azúcar y alcohol y alimentos embutidos te darán una vitalidad notoria de inmediato.

    Cuando el envejecimiento de la piel es prematuro o notoriamente evidente no dudes en acudir al especialista dermatólogo o biocosmetólogo para que te hagan un análisis minucioso del estado de tu piel y del tipo de tratamiento como

    peelings orgánicos y el uso de equipos de alta tecnología para que ayuden a tu piel a formar colágeno, sin embargo si no cuentas con acceso a este tipo de tecnologías puedes realizarte mascarillas caseras con frutas y productos que consigues en el mercado que te dan una solución de primera mano para reparar tu piel.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad