Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • PERSONAJE

    Publicado 16 agosto, 2017

    40 años han pasado de la muerte de Elvis, pero el Rey sigue siendo el Rey

    Memphis es una de las principales ciudades musicales del sur de Estados Unidos, siendo el lugar de nacimiento de géneros fundamentales como el blues o el góspel, o la cuna profesional de artistas como John Lee Hooker o Al Green.

    Uno de sus más célebres residentes ha sido, por supuesto, el “Rey del Rock” Elvis Presley, quien decidió establecer su mansión Graceland, en la capital del estado de Memphis.

    La Ciudad del Puente ve crecer su número de visitantes en estos días, sobre todo hoy, 16 de agosto, fecha en la cual se conmemoran los 40 años de fallecimiento de uno de los cantantes más populares del siglo XX. Una fama que se niega a verse opacada, aún después de las múltiples décadas que han pasado desde su primer lanzamiento discográfico, Elvis Presley, en los ya lejanos años 50.

    Los seguidores de Elvis están regados a lo largo de todo el extenso país nortamericano, y el mundo entero. Vestidos con el típico tupé y los extravagantes atuendos por los cuales son reconocidos los emuladores de “El Rey”, estos fanáticos podrán disfrutar desde bailas, hasta conciertos y subastas de objetos del mismo artista, siendo inevitable, por supuesto, el concurso de imitadores.

    A estos eventos también se le sumará una programación diseñada para expertos, en los cuales se debatirá sobre los nombres de compositores de canciones escritas para Elvis, y hasta una carrera benéfica de cinco kilómetros.

    De igual manera, como reporta el diario La República, el punto central de esta semana en la cual se conmemorará a Elvis, será Graceland, donde los asistentes se reunieron anoche para pasar la noche y ver los primeros rayos del sol del día de hoy, cuando se cumplen 40 décadas desde el fallecimiento de su ídolo.

    Elvis no solo logró un éxito comercial considerable, sino que también rompió las barreras sociales, al unir géneros como el country con el rhytm and blues, llegando a darle forma al sonido más crudo y rápido del rockabilly.

    Con sexualidad, movimientos atrevidos y una voz de terciopelo, Elvis enamoró a toda una generación de jóvenes, de la misma manera en que aterró a millones de adultos. También recibió críticas de ciertos sectores que lo acusaron de haberse apropiado de la cultura afroamericana, pero, ciertamente, gran parte de su fanaticada siempre lo ha visto como un defensor de la misma.

    Para bien y para mal, su carrera conjugó las dos caras del sueño norteamericano: por un lado, la del chico que a punta de trabajo duro llega al punto más alto de la pirámide; y, por el otro, la del hombre cansado, víctima de la obesidad y la adicción a los fármacos, que fallece solo, recluido en su hogar.

    40 años después de su muerte y más de medio siglo después de su debut, la figura de Elvis sigue siendo relevante y prominente en la cultura popular: en el 2016 fue el cuarto artista fallecido con mayor número de ingresos (27 millones de dólares) y, prontamente, los hermanos Weinstein -quienes han producido varias obras de Quentin Tarantino– preparan una miniserie de televisión basada en su vida.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad