Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 21 julio, 2016

    Aguamarina Beach Resort: tu segundo hogar

    Aguamarina Beach Resort es un enorme complejo que integra casas y apartamentos en plena vía al mar, alejado del bullicio de las calles de Barranquilla y Cartagena. Cuenta con espectaculares vistas de la playa y de la reserva natural, por lo que ofrece un ambiente único que no se encuentra disponible en ningún otro proyecto de similares dimensiones. Por si fuera poco, las diferentes etapas del proyecto ofrecen diversas opciones que se amoldan a las distintas necesidades de los inversores potenciales.

    Aguamarina Beach Resort cuenta con distintas etapas para las familias que buscan un espacio de descanso, a continuación te las presentamos:

    Calamares

    Habilita casas con entornos de 800 m2, de los cuales 200 corresponden al área total construida. Privacidad y exclusividad son las palabras que definen el diseño de este ambiente. En la actualidad, se encuentra en construcción la segunda manzana, la cual, desde el inicio, ha sido una de las preferidas por los interesados en hacer parte del complejo.

    Olas y Corales

    Son tres edificios que contienen apartamentos con cómodos espacios que oscilan entre los 120 y los 160 m2, toda una experiencia contemplativa con una espectacular vista del mar, la perspectiva que bautiza todo el proyecto.

    Delfines

    Una etapa con apartamentos mucho más acogedores, entre los 71 y 91 m2. Un ambiente mucho más tranquilo y sosegado gracias a la vista que ofrecen, mirando directamente hacia la reserva natural. Sus torres estarán rodeadas de jardines y terrazas concéntricas, pensadas bajo un diseño generoso que invita al cuidado interior, a reconectarnos con nuestra dimensión espiritual, alejado de las interferencias de la modernidad.

    Conscientes de la necesidad de preservar e impactar positivamente en el medio ambiente, la construcción del proyecto ha adoptado unas políticas de respeto hacia las playas y la reserva natural, con lo que garantiza que serán del pleno goce de sus ocupantes, como algunos de ellos constatan a continuación:

    Alexandra Hernández, una de las primeras inversionistas en el proyecto, cree que su gran fortaleza es que ofrece todo lo que alguien busca para descansar en un solo lugar. “Es un espacio ideal para liberarse del estrés y dejar atrás los problemas del día a día, es un lugar a pocos pasos de la ciudad donde puedo respirar aire puro, contemplar la playa, compartir con amigos garantizando al propietario un ambiente de bienestar y seguridad”.

    Para Jaime Lozada, la cercanía del complejo con Barranquilla y Cartagena, pero al mismo tiempo que esté ubicado en medio de un ambiente natural fueron factores decisivos para que decidiera hacer parte de este proyecto hace 8 años. “Desde el principio me pareció que tenía las condiciones para ser exitoso, tanto por el lugar como por las facilidades que brindaba, además el estar respaldado por una fiducia y ser desarrollado por una firma constructora que gozaba de excelente reputación. Hoy puedo decir que tomé la decisión acertada al invertir en este proyecto, que es único en la región.

    Cristina Restrepo, quien adquirió una propiedad junto con un grupo de amigos, no tuvo dudas en identificar que un lugar cercano a Barranquilla y cuya construcción proyectara un respeto por los espacios naturales era una apuesta sensata de la cual sólo percibe ganancias: “Es una ventaja enorme tener un lugar perfecto de descanso tan cerca de Barranquilla, en un entorno natural tan hermoso y en una urbanización tan bien diseñada y armoniosa”.

    Eduardo Rueda y Elsy Torres, también copropietarios del proyecto, destacan además la importancia que este tiene para la valorización del corredor turístico del Caribe, ya que no sólo se convierte en un foco de inversión, sino que demuestra las oportunidades y potenciales de otros entornos por fuera de la ciudad. Agregan además: “La constructora en cabeza del señor Antonio Domínguez es una garantía absoluta de calidad, por eso invitamos a invertir aquellos que quieran tener un pedacito de cielo en la tierra, no se le puede pedir más a la vida”.

    Ellos ya hacen parte de Aguamarina y están satisfechos de tener una segunda vivienda con todas las garantías de exclusividad, comodidad y tranquilidad que sólo este condominio puede ofrecer. Ahora con Delfines, la nueva etapa de este proyecto, usted también tiene la oportunidad de disfrutarlo, y así hacer parte de este complejo único, que ofrece un refugio del mundo de hoy al pleno servicio de su comodidad.

    Salas de venta

    Aguamarina: Km 64 vía al mar Cartagena – Barranquilla

    Teléfono: 304 597 4122

    Bogotá: Cra 13 No. 93-13, local 3

    Teléfono: 304 597 4143

    Para más información entra a www.aguamarinabeachresort.com

    Te puede interesar: Villa de Leyva y Monguí, un viaje a la Colonia

    Te puede interesar:Parque Tayrona: Los Andes a las orillas del Caribe

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad