Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DE LA DIRECTORA

    Publicado 17 junio, 2016

    ¿ Dónde está tu humildad?

    Por: Mayra Lucía Ríos.

    A veces pienso que si todos los seres humanos de este planeta tuviéramos un mínimo porcentaje de humildad, la vida sería distinta.

    Busqué en el diccionario el significado de esta palabra y encontré este: “Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades, y en obrar de acuerdo a este conocimiento”.

    En días pasados asistí a un matrimonio y escuché al sacerdote que celebró la ceremonia religiosa hablar de la importancia de ser humildes el uno con el otro para lograr una relación de pareja armoniosa y feliz. Este consejo tiene mucha sabiduría implícita y nos hace ser conscientes de la necesidad de relacionarnos mirándonos como dos en uno con limitaciones y debilidades para apoyarnos a superar los obstáculos que se presentan en el camino, sabiendo que no somos ni nos merecemos más que el otro; que nuestro corazón siente igual al corazón del otro; que en momentos de dificultades lo sabio es unir las fortalezas para salir airosos y lograr resultados maravillosos.

    Todo esto me lleva a sugerirte que reflexiones sobre cuán humilde estas siendo y qué tan consciente eres de la importancia de serlo. Revisando la vida de grandes hombres como Gandhi, puedo observar que su vida fue de recogimiento, paciencia, moderación, sencillez, acatamiento, docilidad y todos los sinónimos existentes de esta palabra.

    El ser humildes nos proyecta ante los ojos de los que nos rodean como seres amorosos, fuertes, exitosos y confiables. Entre más humildad tengas, más puertas se abren en tu camino, y tu vida se llenará de cosas lindas, de paz, de amistad, de abundancia y prosperidad.

    Mi invitación para ti, que me lees en este momento, es a que trabajes cada día en la humildad de tu corazón, en la sencillez de tus actos, en la paciencia con los que te rodean, en el recogimiento al despertar y al acostar para agradecer y bendecir tu día, en la moderación de tus palabras al comunicarte, en ser dócil y apacible en el trato a los que amas y finalmente acatar y aceptar las experiencias que llegan a tu vida descubriendo el aprendizaje que viene con ellas.

    Este mes dedicamos parte de nuestro contenido editorial a temas relacionados con papás, para homenajear a ese ser que nos enseñó el significado de guía y ejemplo a seguir.

    Feliz Día del Padre para todos nuestros lectores y seguidores que tienen la dicha y bendición de ser papás y disfrutar la existencia de sus hijos.

    No tengo la fortuna de tener aquí en este mundo a mi papá, pero desde el fondo de mi corazón y a través de Dios lo recuerdo con inmensa ternura, agradecimiento infinito, admiración y amor eterno. Mi padre me enseñó con su ejemplo el significado de la palabra humildad. Hoy es mi ángel celestial que desde el cielo me protege y me guía.

    Multiplicadores de energía.

    Los que vinieron de lejos

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad