Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • ACTUALIDAD

    Publicado 1 mayo, 2020

    1 de mayo de 2020: un Día del Trabajo muy particular

    Algunos trabajando desde casa; otros (de acuerdo a la naturaleza de su labor y si les es permitido) continúan movilizándose a sus lugares de trabajo; y algunos, simplemente, ya no tienen empleo. Así, llega hoy el Día del Trabajo en medio de una pandemia mundial que, sin lugar ha dudas, ha cambiado la dinámica laboral a nivel mundial.

    El mundo del trabajo se ve profundamente afectado por la pandemia mundial del virus. Además de ser una amenaza para la salud pública, las perturbaciones a nivel económico y social ponen en peligro los medios de vida a largo plazo y el bienestar de millones de personas. La Organización Internacional del Trabajo y sus mandantes –gobiernos, trabajadores y empleadores– tendrán un papel decisivo en la lucha contra el brote, pues han de velar por la seguridad de las personas y la sostenibilidad de las empresas y los puestos de trabajo.

    Los últimos datos de la OIT sobre el impacto de la pandemia del COVID-19 en el mercado laboral revelan su efecto devastador en los trabajadores de la economía informal y en cientos de millones de empresas en todo el mundo.

    La caída constante de las horas de trabajo a nivel mundial a causa del brote de COVID-19  significa que 1.600 millones de trabajadores de la economía informal, esto es, casi la mitad de la población activa mundial, corre peligro inminente de ver desaparecer sus fuentes de sustento, advierte la Organización Internacional del Trabajo.

    Las estimaciones indican una pérdida de horas de trabajo equivalente al 12,4 por ciento en el segundo trimestre en las Américas (frente a los niveles anteriores a la crisis) y al 11,8 por ciento en Europa y Asia Central. Las estimaciones para el resto de los grupos regionales son bastante cercanas, y todas superan el 9,5 por ciento.

    La OIT insta a adoptar medidas urgentes, específicas y flexibles para ayudar a los trabajadores y las empresas, en particular, a las empresas más pequeñas, los trabajadores y trabajadoras de la economía informal y demás personas en situación de vulnerabilidad.

    Este Día del Trabajo, acontecimiento colectivo por excelencia, marcado por las marchas y protestas a favor de mayores y mejores oportunidades laborales, será «inédito en la historia sindical», señaló el historiador francés Stéphane Sirot, especialista en movimientos sociales, ya que debido al confinamiento para frenar el brote del virus está prohibido cualquier tipo de manifestación a nivel mundial.

    Declaraciones del Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder:

    “Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos equivale a ausencia de alimentos, de seguridad y de futuro. Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso. Carecen de ahorros y de acceso al crédito. Estos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo. Si no se les ayuda ahora, sencillamente desaparecerán”.

    «Esperemos que para el Día del Trabajador del próximo año, la emergencia del COVID-19 haya quedado atrás. Pero tendremos ante nosotros la tarea de forjar un futuro del trabajo que resuelva las injusticias que la pandemia ha dejado al descubierto, junto con otros retos permanentes, imposibles de postergar: la transición climática, digital y demográfica».

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad