Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • GASTRONOMÍA

    Publicado 8 enero, 2019

    Tres pasos para armar una buena tabla de quesos

    Los quesos son ideales porque ofrecen una gran variedad de sabores y texturas con gran calidad y maduración. Acá presentamos unos sencillos consejos para que la tabla de quesos sea todo un éxito.

    Las tablas de quesos son una tradición que se disfruta en mesas de todo el mundo. Se sirve tradicionalmente entre el plato principal y el postre, y es el complemento perfecto para ocasiones especiales o para compartir un agradable momento en familia y con amigos.

    1. Selección:Se trata de calidad, no cantidad. La tabla debe tener entre 3 y 5 quesos distintos. Lo ideal es calcular de 70 a 100 gramos de queso por persona. Se recomienda elegir una variedad de estilos de queso, de cremoso y suave, a duro, y diferentes tipos de leche. Para el toque de frescura y sabor, la mejor opción es comprar el queso en una tienda cercana al lugar del evento. Pedir ayuda a los expertos; el encargado de vender los quesos puede sugerir sabores y texturas complementarias para crear una tabla armoniosa.
    2. Presentación:El queso se debe poner a temperatura ambiente antes de servirlo (30 minutos a 1 hora, dependiendo del tipo y tamaño). No hay una forma incorrecta de presentar una tabla de quesos, pero se recomienda que se coloquen los quesos en círculo, con suficiente distancia entre sí para que no se toquen y sea fácil cortar y servir. Se deben organizar en sentido del reloj, del más suave al más complejo.
    3. Maridaje con comida:Se recomienda cortar manzanas o peras en pedazos finos y organizar los quesos seleccionados. Incluir moras, lulo, pasas doradas y duraznos secos para un complemento dulce y exótico. Se puede incluir bocadillo o mantequilla de ciruela. Rociar un poco de miel en los quesos fuertes para darles un toque dulce. Incluir un poco de pan tostado o finas rebanadas de baguette. Hay que recordar que el queso es la estrella; si se sirven galletas, se deben seleccionar estilos suaves que no compitan con él.

    Los quesos, gracias a la enorme variedad que existe, nos permiten experimentar con un gran abanico de sensaciones al paladar. Aprovechar estos consejos nos da la oportunidad de tener una mejor presentación y maridaje.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios