Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • DEPORTE

    Publicado 9 septiembre, 2016

    Se calienta el US Open: Serena Williams eliminada

    La alemana Angelique Kerber, segunda cabeza de serie, vio cumplido su sueño de alcanzar la primera final del Abierto de Estados Unidos al derrotar esta noche en semifinales 6-4 y 6-3 a la danesa Caroline Wozniacki.

    Kerber, de 28 años, que a principio de temporada ganó el Abierto de Australia, su primer título de Grand Slam, ahora tendrá la oportunidad de irse como campeona del último torneo de los Grandes y además ser la nueva número uno del mundo al destronar a la estadounidense Serena Williams, que protagonizó la gran sorpresa de la undécima jornada del torneo al quedar eliminada en semifinales.

    Su verdugo fue la joven checa Karolina Pliskova, de 24 años, que la ganó en dos sets 6-4 y 7-6 (5) y se convirtió en la tercera tenista que en el Abierto de Estados Unidos eliminó a las dos hermanas Williams, tras hacerlo primero con Venus en la cuarta ronda.

    «Aún no me lo creo», declaró Pliskova. «En realidad, sí que me lo creo. Siempre supe que podía ganarle a cualquiera si podía mostrar mi juego. Es fantástico estar en la final de un US Open y vencer a Serena porque es una campeona».

    La primera que lo consiguió fue la belga Justine Henin, en el 2007, y luego lo hizo su compatriota Kim Clijsters, en el 2009.Slam.

    «Aún no me lo creo», declaró Pliskova. «En realidad, sí que me lo creo. Siempre supe que podía ganarle a cualquiera si podía mostrar mi juego. Es fantástico estar en la final de un US Open y vencer a Serena porque es una campeona».

    Pliskova, que es la primera tenista checa que alcanza la final del Abierto de Estados Unidos cuando lo jugó Helena Sukova, en 1993, y lo perdió ante la alemana Steffi Graff, también es la cuarta mujer que derrota a las hermanas Williams en un mismo torneo de Grand Slam.

    El duelo de primeras finalistas en el Abierto de Estados Unidos será el octavo enfrentamientos que ambas tenistas han tenido como profesionales, con ventaja de 4-3 para Kerber, que a partir del próximo lunes, al margen de lo que haga en la final, será la nueva y flamante número uno del mundo tras el reinado de Williams durante 186 semanas seguidas.

    Kerber ante Wozniacki, la exnúmero uno del mundo, ahora en el puesto 74, salió doblemente motivada al partido que se disputó en la pista central Arthur Ashe tras conocer la derrota de la hermana menor de las Williams.

    La tenista alemana, ganadora de la medalla de plata en los Juegos de Río de Janeiro, y finalista en el torneo de Wimbledon, estuvo siempre en control del juego con apenas 16 errores no forzados, 10 menos que su rival, lo que le permitió ponerse en el primer set con ventaja parcial de 4-0 en el primero y 5-1 en el segundo.

    Aunque Wozniacki reaccionó lo hizo demasiado tarde y sin opción a la remontada en la hora y 26 minutos que duró el partido.

    Kerber se sintió siempre la nueva número uno del mundo del tenis femenino y como había adelantado estaba lista para mantener la gran oportunidad de luchar otro su segundo título de Grand Slam.

    «Hasta ahora he vivido un torneo maravilloso y me falta solamente una última victoria –la más importante– por lo que tengo que seguir concentrada al máximo de cara al partido de la final», comentó Kerber.

    Djokovic tendrá que despejar todas las dudas ante Monfils

    El serbio Novak Djokovic vive una experiencia única en el Abierto de Estados Unidos al conseguir estar en las semifinales por décima vez consecutiva, pero en esta ocasión, tras haber disputado dos partidos y luego beneficiarse de tres retiradas de los rivales de turno.

    Ante la poca acción que ha tenido, todas son dudas de como va a llegar cuando se enfrente en semifinales al francés Gael Monfils, el décimo favorito del Abierto y que no a perdido todavía un set.

    Este Grand Slam ha sido único para mí», reconoció Djokovic. «Nunca había pasado algo así: tres retiradas en el camino a las semifinales».

    El campeón vigente y máximo preclasificado ha tenido un camino despejado que no tiene precedentes, al desembarcar en las semifinales en Flushing Meadows.

    Dojokovic solo ha disputado en totalidad dos de cinco partidos por culpa de lesiones de tres adversarios.

    «Este Grand Slam ha sido único para mí», reconoció Djokovic. «Nunca había pasado algo así: tres retiradas en el camino a las semifinales».

    La ATP ha confirmado que se trata de la primera vez en la era Open que comenzó en 1968, que un tenista tuvo que convertir dos puntos de partido para llegar tan lejos en uno de los cuatros torneos de Grand Slam.

    «Solo puedo desearle una rápida recuperación a todos mis oponentes», comentó Djokovic. «Es lo único que puedo hacer, del resto no tengo control».

    Djokovic ganó un partido a cuatro sets en la primera ronda. Pero el rival de Djokovic en la segunda, el checo Jiri Vesely, se retiró del torneo horas antes del partido por una lesión en el brazo izquierdo.

    Le siguió el ruso Mikhail Youzhny, que no pudo seguir tras seis juegos que tomaron 31 minutos por una lesión en la pierna izquierda.

    Luego de una victoria de tres sets ante el británico Kyle Edmund en la cuarta ronda, Djokovic solo tuvo que disputar otros dos y uno en los cuartos de final antes que el francés Jo-Wilfried Tsonga, noveno favorito, se retiró por una molestia en la rodilla izquierda.

    La segunda semifinal de hoy, viernes, será protagonizada por el suizo Stan Wawrinka (3), campeón de dos grandes, y el japonés Kei Nishikori (6), el subcampeón de 2014 en Nueva York.

    Todas estas lesiones no causan sorpresa, no hay que olvidar que la temporada no da tregua y que el Abierto de Estados Unidos es el último de los Grandes en el calendario.

    El propio Djokovic arrastra molestias. Los dolores en la muñeca que le afectaron poco antes de los Juegos Olímpicos de Río a inicios de agosto, sucumbiendo en la primera ronda ahí y luego decidió no participar en el Masters de Cincinnati.

    También hay algo que no anda bien –no lo ha precisado– con su brazo derecho, que ha recibido masajes durante la primera y cuarta rondas, por lo que el descanso extra que ha tenido le ha beneficiado en ese sentido.

    Cuando se le consultó si le preocupaba que la falta de rodaje en partidos competitivos esta dos semanas, Djokovic respondió entusiasmado con un «la verdad que no, todo lo contrario, me ha permitido trabajar y descansar».

    «La realidad es que en este momento de la temporada, con los problemas físicos que he tenido en el último mes y medio, éste era el escenario que necesitaba y deseaba», reconoció con sinceridad.

    Lo anterior son malas noticias para el francés Monfils, que ha perdido en cada una de las 12 veces que ha enfrentado a Djokovic.

    Monfils, que cumplió 30 años la semana pasada, disputará la segunda semifinal de Grand Slam en su carrera; la otra la perdió en el Abierto de Francia del 2008.

    Mientras que Djokovic aspira a su decimotercero título de Grand Slam, tercero del Abierto, que le permita romper el empate que mantiene con Roy Emerson en el cuarto puesto de la lista de los ganadores de todos los tiempos.

    La que encabeza el suizo Roger Federer, ausente por lesión, con 17 títulos, seguido por el estadounidense Pete Sampras y el español Rafael Nadal, que han sumado 14 cada uno.

    Nadal, que cayó en la cuarta ronda frente al joven francés Lucas Pouille, tiene en su haber dos títulos del Abierto de Estados Unidos.

    Te puede interesar:

    3 deportes en los que Colombia ha sido campeón mundial

    5 peinados para cuando tengas el pelo sucio

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad