Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 12 julio, 2021

    Richard Branson se adelantó a Elon Musk y Jeff Bezos: alcanzó el espacio en su propia nave, pero otros lo refutan

    Luego de una inversión de US$1.000 millones, el multimillonario Richard Branson llegó al espacio.

    La competencia en el sector del turismo espacial, cuyo inminente inicio se viene anunciando desde hace años, se aceleró vertiginosamente este mes: el multimillonario Richard Branson pasó el domingo unos minutos en el espacio a bordo de una nave de Virgin Galactic, convirtiéndose en la primera persona en despegar en su propio vehículo espacial. La misión del dueño de Virgin Group es clara: evaluar la experiencia para abrir estos viajes al público e impulsar la novedosa industria del turismo espacial.

    Su avión cohete Unity despegó desde Nuevo México, en Estados Unidos, para pasar un momento de ingravidez fuera de la Tierra. Poco después de una hora, regresó de manera segura a la superficie del planeta. El viaje lo convirtió en el primero de los nuevos pioneros del turismo espacial en probar sus propias naves, superando a Jeff Bezos, de Amazon, y Elon Musk, de SpaceX.

    En una conferencia después del aterrizaje, Branson, de 70 años, catalogó el vuelo como «la experiencia de su vida». «Qué día, qué día. Creo que, como la mayoría de los niños, he soñado con este momento desde que era niño y, sinceramente, nada puede prepararte para ver la Tierra desde el espacio», señaló.

    El cohete Unity de Virgin Galatic.

    «Mi misión era convertir el sueño de los viajes espaciales en una realidad para mis nietos, para sus nietos, para muchas personas que viven hoy, para todos», agregó. «Y habiendo volado al espacio, he visto cómo Virgin Galactic es la línea espacial para la Tierra. Estamos aquí para hacer que el espacio sea accesible para todos, y queremos convertir a la próxima generación de soñadores en los astronautas de hoy y de mañana «.

    Por su parte, el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, también tiene previsto hacerlo el 20 de julio con su propio cohete, bautizado New Shepard y desarrollado por su empresa Blue Origin.

    Richard Branson en su viaje al espacio.

    Se suponía que el extravagante fundador de Virgin Atlantic Airways no volaría hasta finales de este verano. Pero se asignó a sí mismo a un vuelo anterior después de que Bezos anunciara su viaje para el 52 aniversario del alunizaje del Apolo 11. Branson negó que estuviera tratando de superar a Bezos.

    El avión de Branson, conocido como Unity, no despega por sí solo desde la Tierra. Para volar, necesita ser transportado por un avión mucho más grande a una altitud de unos 15 km, desde donde es lanzado. Entonces, la aeronave enciende su motor para impulsarse hasta alcanzar una altura aproximada de 90 kilómetros. La altura que alcanzó Branson en Unity este domingo fue de 85 km.

    El grupo de Virgin galactic celebra su viaje espacial, tras el aterrizaje.

    El viernes, la compañía espacial Blue Origin, de Bezos, publicó un tweet que criticaba al vehículo Unity de Virgin Galactic. La publicación repetía una afirmación de que cualquiera que volara en el avión cohete siempre tendría un asterisco junto a su nombre porque no alcanzaría la altitud «reconocida internacionalmente» donde comienza el espacio: la llamada línea Kármán de 100 km.

    “Desde el principio, New Shepard fue diseñado para volar por encima de la línea Kármán, por lo que ninguno de nuestros astronautas tiene un asterisco al lado de su nombre. Para el 96% de la población mundial, el espacio comienza 100 km arriba en la línea Kármán reconocida internacionalmente”, escribió la empresa en Twitter. “Solo el 4% del mundo reconoce un límite inferior de 80 km o 50 millas como el comienzo del espacio. New Shepard vuela por encima de ambos límites. Uno de los muchos beneficios de volar con Blue Origin”.

    Sin embargo, el gobierno de EE.UU. siempre ha reconocido que el límite del espacio está a unos 80 km y otorga alas de astronauta a cualquiera que supere esta altitud.

    Elon Musk, fundador de SpaceX y el otro principal rival de Branson y Bezos en la carrera del turismo espacial entre los hombres más ricos del mundo, por el momento no se pronunció sobre la controversia. El domingo viajó a Nuevo México para ver y felicitar a Branson por un “hermoso vuelo”.

    Sin embargo, SpaceX, que ya está enviando astronautas a la estación espacial de la NASA y construyendo naves para misiones a la Luna y a Marte, planea llevar a los turistas en viajes que no se limitarán a un ida y vuelta, sino que prevén una estadía de días en la órbita alrededor de la Tierra, con asientos que cuestan millones. El primer vuelo privado de la compañía está programado para septiembre.

    Continúa con:

    “Las mejores marcas de emprendimiento del país son las que están en BURO”: vuelve la importante feria de diseño en su décima sexta edición

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición DESCÁRGALA  AQUÍ completamente gratis.

    Síguenos en InstagramFacebook y YouTube.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • Publicidad

  • gascaribe