Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 18 diciembre, 2019

    REVIVE 60, el éxtasis de la arquitectura

    REVIVE 60, ubicado en la Cra. 60 No. 74-174, de estrato 4 con especificaciones generosas, es un ejercicio de arquitectura hecho con mucho amor y con mucho criterio de diseño, inspirado en la Arquitectura Moderna de los años 60 (Mid Century Modern Architectures). Los arquitectos y dueños son de la Universidad de los Andes, Carlos Felipe Gutiérrez y Carmen Elisa Mazariegos.

    “Caminando por la calle te vi. Y me enamoré de ti…”. Tal como dice la canción, quedé fascinada con este proyecto fuera de lo convencional hecho realidad. La belleza de diseño es cómo regresar en el tiempo en la historia de nuestra querida Barranquilla. Revive 60, qué regalo a nuestro patrimonio arquitectónico, realmente una obra llena de gusto, calidez, frescura, y sobre todo… geometrías de amor.
    No pude resistirme y propuse contar este descubrimiento que hoy les quiero compartir.

    Carmiña, como le dicen cariñosamente, trabajó muchos años con Salmona. Son 21 apartamentos vanguardistas tipo Loft con áreas desde 49,80 hasta 85,25 con alturas de un gusto como el nuestro. Verán que no exagero, ¡son bellísimos! Ascensor vehicular, 2 terrazas sociales, baño turco, salón de yoga, chute de basura, planta eléctrica 45 kba, 8 depósitos, habilitado para discapacitados. Realmente lo digo con orgullo, como su nombre lo dice REVIVE 60 es un renacer del diseño, como en la época dorada de nuestra querida Barranquilla.

    De arriba para abajo con una terraza social con spa en el piso 9 y vista de sus claraboyas, recamaras de aire e Interiores totalmente ventilados con calados diseñados por la firma y luz natural hacen de este recorrido una magia total, ¡qué maravilla!

    Ver sus jardines colgantes desde el último piso , desde el garaje y a través de sus pasillos me llena de emoción. Disfrutar el colorido de sus pisos distribuidos por un color diferente en cada piso es realmente mucha belleza. La frescura  y belleza de su garaje, de cada espacio pensado para sus dueños y visitantes dan ganas de no salir de ahí.
    Llegar a su último piso, descubrir este espacio social con un árbol hecho a mano en mosaico diseñado por la artista Carmen Elisa, su spa, salón de yoga lleno de calados, terrazas mirando al río Magdalena y a la Sierra Nevada de Santa Marta cuando se asoma, y al oeste con su sol poniente. Verdaderamente es un viaje en el diseño, calidez y buen gusto.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad