Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • GASTRONOMÍA

    Publicado 10 octubre, 2017

    ¿Quesos saludables? Sí, los hay, y te traemos cinco para que degustes 

    ocas comidas son tan deliciosas y versátiles como el queso. Seguramente te encanta por su variedad de sabores, presentaciones y hasta colores, pero a lo mejor has escuchado una y otra vez que va a romper tu dieta. Por suerte, con esta lista de cinco deliciosos cuajados vas a sentir el gusto de incluir el manjar lácteo a tu dieta sin sentir ni una cuota de culpa.

    A pesar de su alto contenido en sodio, y el hecho de que su grasa sea altamente saturada, el queso también cuenta con múltiples beneficios: un alto contenido en calcio y vitamina D que hace de él un alimento ideal para prevenir la osteoporosis. Con un gran aporte en vitaminas A y D, además de ser uno de los alimentos más ricos en proteínas, el queso no solo es exquisito, sino que también puede ser sano y saludable.

    Medios como el portal de la revista Cosmopolitan en español le han dedicado su amor a este alimento, y nosotros no nos podíamos quedar atrás. Escuchando los consejos de expertos, te traemos estos cinco opciones que hacen del queso uno de los alimentos más ricos en sabor, beneficios y, en últimas, placer, mucho placer.

    Antes de entrar en detalle, te recordamos que incluso la Organización Mundial de Salud (OMS) se ha tomado la molestia de determinar cuál es la cantidad prudente para incluir en tu dieta: de 40 a 60 gramos al día, es decir, dos o tres lonchas. Procura mantenerte en esa cifra, y a disfrutar del delicioso fromage.

    1. Frescos

    Con aportes calóricos que pueden llegar a representar la mitad de otros quesos, los frescos cuentan con la ventaja de que sus deliciosos sabores pueden disfrutarse sin mucho remordimiento gracias a sus bajos contenidos en grasa y colesterol, por tratarse de quesos con alta humedad (agua) al punto de que ésta puede llegar a abarcar el 70% de su composición.

    2. Azules

    Penicillium es el nombre del moho con el cual se fermenta la leche de estos quesos, muy conocidos por su intenso olor, y siempre referidos como un gusto de excéntricos. Algunos de sus beneficios son ayudar al funcionamiento del sistema nervioso por su contenido de vitamina B12, así como otorgar potasio, proteínas, calcio, zinc y hasta ayudar a combatir el estrés, la migraña y colesterol, por la presencia de la vitamina B5.

    3. Enmohecidos

    Las delicias y beneficios del queso no se pueden disfrutar a plenitud si se sufre algún tipo de intolerancia a la lactosa. Para aquellos desafortunados, existe esta variante, con bajo contenido de la mencionada azúcar. Así, pueden usar los enmohecidos –al igual que el yogurt – como alternativa a otros lácteos.

    4. De cabra

    Al igual que los enmohecidos, una de las principales características de estos quesos es su bajo contenido en lactosa. Además, el queso de leche de cabra –también conocido como chèvre- tiene menos partículas grasas que la leche de vaca y su digestión es más fácil.

    Con un sabor generalmente descrito como fuerte y algo picante, sus beneficios, que no son pocos, incluyen un bajo contenido en sodio y hormonas, pero alto en probióticos y nutrientes.

    5. Madurados de oveja

    La leche de oveja no se queda atrás, y su contenido en lactosa también es menor que el de la vaca, haciéndolo más fácil de digerir. Además, se trata de un queso nutritivo, rico en hierro, calcio, fósforo, zinc, y, especialmente, calcio. De hecho, mucho calcio: casi el triple que un queso de vaca madurado.

    5 recetas con queso para tu próxima fiesta:

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios
  • Eme2