Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • TOP ACTUAL

    Publicado 11 octubre, 2017

    ¿Qué es realmente ser actual?

    Ser actual es dejar atrás lo​s sistemas binarios​ del pensamiento y​ observar cómo ​las realidades se definen en términos de fluidez y difícilmente pueden ser clasificadas con etiquetas estáticas y simplistas. Ser actual es rechazar las hegemonías heredadas, acoger y espolear los cambios que las ​revierten​. Ser actual es ser feminista y no aferrarse a los privilegios que se tienen por cuestiones de género, raza, orientación sexual o cultura. Es responder “Quiero saber más” a alguien que te cuenta algo que no compartes en lugar de cerrar la conversación con un “Yo no lo veo así”. Ser actual es aceptar los miedos, conocerlos y trabajar para que se desvanezcan. Es, en fin, reconocer a los demás en toda su dignidad.​

    Alba Lara Granero, filóloga y escritora (twitter @a_laragranero)

    Tener los pies sobre la tierra es tan importante como saber poner los puntos sobre las íes y es el gran mérito de ser actual. Esto quiere decir que serlo es saber a ciencia cierta dónde y cuándo se está, cómo es el entorno, conocer las entradas y las salidas del caótico laberinto que es la vida, y ello nos permitirá en cada caso conducirnos sin premuras hacia la mejor opción, que no siempre es la más vistosa sino la más favorable. Convocar es lo que mejor definiría la palabra ‘actual’ en los términos de hoy, pero no en el significado de cita, pues la idea no es la de llamar a las personas señalándoles un día, hora o lugar para que concurran a un acto o encuentro, sino incitar a compartir escenarios y comportamientos, gustos y tendencias que marquen influencia y signifiquen progresión hacia lo novedoso.

    Carolina Zamudio, poeta argentina

    No se trata de que ser actual tenga mérito, sino de que no serlo es calamitoso. Un joven puede permitirse jugar a burlarse de su época y a desestimarla porque pertenece a ella. Una persona de cierta edad corre el peligro de quedar arrumbada al costado del camino. Sobre todo, son patéticos los intentos de juzgar la actualidad por comparación con tiempos idos, que por lo general se idealizan. Como dijo alguna vez mi compatriota Borges, vivimos en la peor época de la historia de la humanidad, como todos los hombres, desde siempre.

    Álvaro Suescún, escritor e investigador

    Ser actual es una forma de sentirse vivo, incluso no queriendo ser parte de la índole gregaria de la moda. El vestirnos es de por sí la aceptación de una convención social. Seguir –o no– tendencias es una forma de definirnos, ante nosotros y los demás. Ser actual, cada uno a su modo con lo que le toca o necesita, no es solo una frivolidad. Siempre se trata de una elección. Los hábitos son un rasgo más del ciclo vital que nos toca transitar, lo que quedará de nosotros junto a una que otra idea o pensamiento. Nuestra impronta.

    Para leer la nota completa, adquiere la última edición de La Revista Actual.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios