Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • MODA

    Publicado 14 marzo, 2017

    La Semana de la Moda de Sao Paulo se tiñe de oscuros en su primera jornada

    Por: Carlos Meneses Sánchez

    La Semana de la Moda de Sao Paulo, principal evento internacional del sector textil en Brasil, abrió hoy su 43 edición con una amalgama de tonos oscuros y sombríos en la mayoría de sus desfiles que se combinaron, en algunos casos, con tejidos innovadores de alta tecnología.

    La más siniestra de todas las pasarelas fue la que firmó el diseñador brasileño Joao Pimenta, que mostró una colección masculina de trajes casuales con cortes inspirados en figuras geométricas, para terminar estos en ángulos imposibles.

    La inspiración fue eminentemente gótica con piezas confeccionadas para tener volumen y hasta una cierta estructura en el tren inferior y, por el contrario, ser más ajustadas en el torso y los hombros.

    Pimenta utilizó además tejidos innovadores basados en membranas impermeables creadas a partir del nailon, con un alto grado de transpiración, pero que al mismo tiempo impiden el paso del agua y neopreno biodegradable de doble cara confeccionado por una máquina que se asemeja a las impresoras 3D, entre otros materiales.

    Algunas de las piezas estuvieron adornadas con los diseños estampados del artista Roberto Alencar y el ilustrador André Juvenil, cuyos dibujos aportaron su granito de arena para recrear esa atmósfera de viejo colegio formal y retro.

    Las gafas de sol completamente redondas y oscuras, así como los peinados completamente uniformes y cortados por el mismo patrón, también ayudaron para apuntalar la atmósfera gótica en la que se inspiró esta colección para el invierno suramericano de este año.

    El desfile contó con la presencia del alcalde de Sao Paulo, Joao Doria, que llegó segundos antes de comenzar el evento, el cual tuvo lugar en el remodelado Pabellón de la Bienal.

    La Semana de la Moda de la capital paulista vuelve a este lugar, proyectado por el fallecido arquitecto Oscar Niemeyer, después de haber ocupado en las últimas ediciones una gigantesca carpa en las afueras del recinto ubicado en el Parque de Ibirapuera.

    Posteriormente, la modista Lilly Sarti, otra de las habituales en los últimos años en la pasarela de Sao Paulo, siguió en un principio con el negro como color predilecto, pero su colección femenina evolucionó progresivamente hacia tonos más naturales que oscilaban entre el marrón de la tierra y el azul del cielo.

    La diseñadora se inspiró para confeccionar esta ropa en el “cuerpo contemporáneo, urbano y cosmopolita”, según señaló en su carta de presentación, y pensó en sus piezas “como una segunda piel, que se acomoda, rediseña y recrea” la silueta femenina natural.

    Sarti apostó por unos cortes que combinaron las faldas por encima de la rodilla con pantalones vaporosos amplios y camisas sueltas a juego que cubrían hasta el cuello en la mayoría de los casos.

    En la jornada matutina, la también brasileña Raquel Davidowicz utilizó el rojo intenso y el negro azabache para mostrar sus creaciones de tejidos leves en la Pinacoteca de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, en un ambiente silencioso, sin música.

    Su colección para el invierno 2017 abrió también con un riguroso negro de siluetas largas y sofisticadas, para pasar por un blanco, poco visto en esta primera jornada, y terminar con la pasión del rojo, el negro y tonos algo más grises.

    Los finos tejidos de tafetán se combinaron con otros más gruesos por medio de chaquetas acolchadas de lana en punto y abrigos de piel artificial que incluían esa propuesta desenfadada y más vinculada a un estilo informal.

    Antes, la firma Animale abrió la Semana de la Moda de Sao Paulo por medio de su estilista Vitorino Campos con una colección inspirada en el día a día de la mujer brasileña pero con referencias constantes a las ciudades italianas de Florencia, Venecia, Roma y Milán.

    Las piezas, más urbanas y juveniles, estuvieron cargadas de contrapuntos con creaciones de líneas rígidas marcados por el cuero y otras más flexibles, como las transparencias, y hasta envenenadas como se pudo apreciar con el uso del tejido imitación de piel de serpiente, estampado en algunos de los bolsos.

    La Semana de la Moda de Sao Paulo, también conocida como “Sao Paulo Fashion Week”, albergará 31 desfiles durante estos cinco días con la presencia en esta edición de seis nuevas marcas para la temporada Invierno-Otoño 2017.

    El evento se ha adaptado este año al concepto “See now, buy now” (Lo veo ahora, lo compro ahora), que tiende a imponerse en las pasarelas internacionales, con colecciones que llegan a los escaparates inmediatamente después de mostrarse en los desfiles.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios
  • Eme2