Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • FITNESS

    Publicado 14 noviembre, 2016

    Hábitos poco saludables para erradicar

    Olvídate de las excusas e inicia el 2017 con toda la disposición para conseguir el cuerpo que siempre has deseado. El personal trainer Sergio Moreno nos presenta esta completa guía de alimentación y ejercicios, que te ayudará a incrementar tu rendimiento y alcanzar tus metas.

    Un hábito es una actividad que repites al menos tres veces por semana, y estas costumbres negativas obstruyen la consecución de tus resultados.

    -Los desbalances nutricionales, es decir, no ser regular con las frecuencias en las que se ingieren los alimentos. No importa si los productos de tu dieta son saludables, si dejas muchos espacios entre comidas no tendrás un metabolismo ágil.

    -El abuso del azúcar en todas sus presentaciones: gaseosas, caramelos, galletas. Si quieres estar en una línea fit, debes moderar su consumo.

    -Irrespetar los ciclos de descanso. La gente que trasnocha se priva de uno de los principales complementos de la actividad deportiva: el sueño continuo.

    -Poco consumo de agua. Este es un mal hábito producto de la pereza, que debería invertirse y volverse una costumbre positiva.

    -Inconstancia en el ejercicio. Para obtener resultados, se requiere disciplina para entrenar, sin dejar pasar muchos días de inactividad.

    ALIMENTOS IMPRESCINDIBLES

    No existen ingredientes mágicos que te hagan conseguir los resultados que buscas, pero sí puedes mantener una alimentación balanceada y muy saludable. Ten en cuenta que dentro la pirámide nutricional existen proteínas, grasas y carbohidratos, vitales para dar energía a cada célula de tu cuerpo.

    -Inclínate por los alimentos orgánicos y evita los procesados o de larga conservación.

    -Amplía la gama de vegetales que consumes.

    -Ingiere proteínas magras, cocidas o asadas sin emplear aceites.

    -Las vitaminas y minerales son como los obreros de una construcción, pues se encargan de que todo encaje en su lugar. Si estás realizando entrenamiento físico, toma un suplemento con complejo B, vitamina E y vitamina C.

    TIPS PARA TU ENTRENAMIENTO CARDIOVASCULAR

    El entrenamiento cardiovascular aumenta el consumo calórico y favorece el funcionamiento de los pulmones y el corazón. No solo puedes hacerlo en el gimnasio, pues otras alternativas son trotar, manejar bicicleta, patinar o bailar.

    -Según tus necesidades, trabaja mínimo 20 minutos y máximo una hora.

    -Consulta un entrenador profesional para que realice un test cardiovascular y planifique tu entrenamiento en base a tu edad y nivel de rendimiento.

    -Maneja tiempos que alteren intensidades progresivas, según tu capacidad aeróbica.

    -Ten en cuenta que no se debe hacer el mismo ejercicio por mucho tiempo, porque el cuerpo realiza una adaptación fisiológica que le impide progresar más allá.

    TIPS PARA TU ENTRENAMIENTO CON PESAS

    Entrenar con pesas logrará que tus músculos sean más fuertes, definidos y firmes. Actividades con bandas elásticas, mancuernas, máquinas de gimnasio o tu propio peso cumplen las mismas funciones: acelerar el metabolismo, oxigenar el cuerpo y quemar grasa.

    -La evaluación inicial con tu entrenador determinará cuantas veces a la semana debes trabajar determinado grupo muscular, las series y las repeticiones de cada ejercicio.

    -Si deseas bajar de peso, olvida la falsa creencia de que primero debes entrenar solo el cardio y no las pesas. Al contrario: al activar la masa muscular, el ejercicio cardiovascular se hace más efectivo.

    -No te aventures a manejar las cargas de entrenamiento sin un guía experto, pues esto equivale a automedicarte.

    -Busca cargas con las que puedas hacer de 12 a 15 repeticiones con esfuerzo moderado. Si no logras hacer más de 10 repeticiones, la carga es muy alta y no te va a favorecer.

    -Cada ejercicio tiene una posición inicial, un recorrido y una posición final. Realiza el movimiento completo, a velocidad moderada.

    -Para optimizar tu rendimiento, trabaja primero los músculos grandes, pues si entrenas antes los pequeños, estos consumirán la energía necesaria para trabajar los de mayor tamaño.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios