Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • SEXO

    Publicado 30 julio, 2018

    Defendiéndose de los ‘mano larga’: cómo evitar el acoso sexual en el trabajo

    Sí, lo sabemos, esta no debería ser tu responsabilidad. Pero estas reglas ayudarán a evitar que una situación incómoda empeore.

    Con las recientes denuncias que muchos famosos han hecho, al ser víctimas de acoso sexual en el trabajo, es importante poder tener las herramientas para actuar en un escenario como este.

    No es un secreto que en Colombia los casos de acoso sexual laboral pasan desapercibidos y muy seguramente todos tenemos una historia (que protagonizamos o no) en la que alguien se sale con la suya después de perpetrar tan horrible acto. Si ves que puedes ser una víctima, ten en cuenta lo siguiente.

     

    No te preocupes por las cosas pequeñas.

    Parte de trabajar juntos todos los días con las mismas personas incluye bromear y, sí, incluso un poco de coqueteo. ¿Cuántas veces has escuchado a un hombre burlarse de otro hombre por su ropa o sus hábitos, o incluso su trabajo? Es la forma en que los hombres a menudo se relacionan y generalmente no es personal. Los hombres no lloran ni se cierran; lo ignoran o responden con otra burla. Aprende a hacer lo mismo. Y si te vuelves buena e inteligente al responder, te sorprenderá el respeto adicional que obtienes.

     

    Pon límites.

    Algunas bromas son divertidas y tolerables; algunas no lo son. Cuando sea así, señálalo inmediatamente. Cambia completamente tu comportamiento, sé directa, deja en claro que cruzaron una gran línea. Puede ser tan simple como “OK, eso no fue divertido” o tan serio como “me estás haciendo sentir muy incómoda en este momento, por favor detente”. Mejor aún si otros están cerca para escucharte. Ningún individuo quiere ser acusado en una situación de acoso y si te lo tomas en serio, la otra persona probablemente también lo haga.

     

    No mezcles negocios y placer.

    No podemos decir que no lo hagas, eso sería poco realista, pero salir con personas con las que trabajas, a menudo, genera problemas. Piensa mucho sobre si una relación en el trabajo vale la pena el riesgo o no. Si es así, mantén los ojos abiertos y prepárate para manejar las posibles consecuencias. A veces, las relaciones suelen ser percibidas por los acosadores como un espacio en el que ‘se vale todo’.

     

    Denuncia. Ahora.

    Si realmente te sientes acosada, documenta la situación de inmediato y repórtala. ¿Cómo puedes obtener la ayuda que necesitas si nadie sabe lo que has experimentando? Si eres acosada por un compañero de trabajo o jefe, habla con Recursos Humanos.

    La situación es obviamente más complicada si eres una empresaria y el hostigamiento proviene, digamos, de un miembro de la junta o posible inversor. Pero recuerda: nunca deberías soportar el acoso. Habla sobre la situación con alguien en quien confíes, quizás, otro miembro de la junta o inversionista y obtén su apoyo. Luego, ve directamente al acosador. Se clara y fuerte e insiste en que la situación cambie, o tú la cambiaras.

    Puede parecer extremo pensar en eliminar a uno de los miembros de tu junta (o renunciar a una inversión muy necesaria), pero en realidad es la única solución. No puedes ser una líder eficaz si está más preocupada por tu seguridad que por tu empresa y tus compañeros de trabajo, seguramente, estarán de acuerdo.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios