Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • FITNESS

    Publicado 30 octubre, 2016

    Estas son las razones por las que no logras perder peso a pesar de tu esfuerzo

    No has faltado al gimnasio desde el día que te inscribiste, eres estricta con tu dieta y no te atreves ni siquiera con el pudín de tu propio cumpleaños, pero aún no bajas de peso. La razón se debe a que no estás siguiendo alguna de las normas a continuación.

    Bebes calorías

    Puede que sigas una dieta a base de vitaminas, proteínas y minerales provenientes de comida exclusivamente orgánica, pero si cada alimento del día lo acompañas con gaseosa, jugos no naturales, cócteles, frapuccinos, tu dieta no servirá de nada.

    No cambias la rutina

    Al estar haciendo la misma rutina de ejercicios desde hace meses tu cuerpo se acostumbra a los movimientos y con el tiempo no hacen ningún efecto sobre tu cuerpo. Varía, un día únete a la clase de pilates, el otro a yoga y agrega un poco de pesas. Verás el resultado más rápido

    Crees más de lo que deberías en el cardio

    Dedicas todo tu tiempo en el gimnasio a la bicicleta o elíptica y ni determinas las pesas o  clases de kickboxing. Lo que no sabes que es hacer solo cardio es insuficiente para bajar de peso, necesitas de otras disciplinas para eliminar la grasa y tonificar los músculos.

    Te olvidas del líquido más importante de todos

    El agua es la única bebida que realmente contiene 0 calorías además de que es una sustancia esencial para mantener el buen funcionamiento del organismo. Si cada vez que sientes sed tomas un refresco o algo que no es agua natural, estás deshidratando.

    No duermes

    Puede que sigas todas las reglas anteriores al pie de la letra y pienses que lo tuyo es pura mala suerte, pero ¿le estás prestando atención a tus horas de sueño?, recuerda que una fiesta, Netflix o el chat no deberían distraerte de tu meta.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad