Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ENTÉRATE DE...

    Publicado 5 julio, 2017

    Las paradisíacas postales de Playa del Carmen, localidad de Quintana Roo en México, fueron los escenarios en los que el pasado 5 de junio se llevó a cabo el matrimonio entre la actual ministra de Vivienda y ex alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, y el empresario barranquillero Juan Carlos Hernández.

    La pareja se dio el sí mutuo en una ceremonia impartida por el sacerdote barranquillero Jaime Marenco, quien además es actual el director de comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia. La eucaristía se llevó a cabo en la capilla de Nuestra Señora del Carmen, a las 5 de la tarde, frente a más de 50 asistentes, entre conocidos, amigos y familiares, para después ofrecer una fiesta cóctel en la terraza del Grand Hyatt Playa del Carmen Resort.

    Como reporta el diario El Heraldo, la fiesta contó con distintos ritmos, desde son cubano, pasando por sonidos tradicionales colombianos, a un reportorio extenso de salsa, merengue y hits pop actuales. Para lograr tan eclética combinación de estilos, la  música en la recepción del matrimonio Hernández-Noguera estuvo a cargo del DJ colombiano Dorance, el cantante Fausto Chatela, un grupo de son cubano, y, por supuesto, la cuota local, a cargo del mariachi del parque Xcaret, Carlos Plata, quien a pedido de la novia, interpretó “Volver, Volver” la canción preferida de Amelia Carbonella (abuela de Elsa).

    Y comenzó la fiesta !! #ellaesmifiesta #boda #elsayjuanqui #playadelcarmenmexico

    Una publicación compartida de Fausto Chatela (@faustochatela) el

    Por lo demás, la presencia mexicana no se hizo corta, pues no solo la locación y la música dijeron presentes, sino que la comida, bebida y decoración de la fiesta se vieron marcadas por la influencia del país norteño, con tequila entre los principales licores de la noche, tortillas mexicanas y nachos de queso en el bufé ofrecido en la madrugada, además de las vinchas de flores mexicanas hechas en Usiacurí, y lucidas por las invitadas, sumadas a los arreglos floridos dispuestos en los centros de mesa y mesas de postres.

    Todo esto, acompañado de las luces colgantes y velas pequeñas, permitió que el ambiente gozara de un ambiente sumamente íntimo y lleno de tintes romántico, tal como la jornada exigía a la hoy feliz pareja, acompañada por una extensa lista de invitados que, entre personalidades reconocidas de la política costeña y nacional, llegó a sobrepasar los 200 acompañantes.

    Entre tantos, destacan el anterior vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, quien no solo ofició de padrino, sino que también cabe recordarlo, fue quien ante los medios, anunció a principios de año el casamiento de “Elsita” y Juan Carlos, su entonces novio. Además del político bogotano, también hicieron presencia Alejandro Char, Eduardo Verano, Fuad Char, José Antonio Segebre, y muchos otros artistas y personalidades, entre los cuales se podría agregar a la ex viceministra de Cultura Chechi Donado, y congresistas como Rodrigo Lara y Carlos Fernanda Galán.

    Sin embargo, a pesar de tantos nombres rutilantes, hubo una clara y obvia protagonista en la tarde-noche mexicana: Elsa Noguera, quien portando un vestido diseñado por la cartagenera Betriz Camacho, también encontró en el maquillaje de sutiles ondulaciones y peinetas de cristal ideado por Jorge Centeno, un complemento perfecto a los tonos rosados y transparencias de su vestimenta.

    Además, la actual ministra de Vivienda, se vio bailando vivamente, vistiendo un par de zapatos livianos diseñados para la ocasión. Una de las invitadas comentó a Caracol Radio que la barranquillera bailó sin sus prótesis y solo usó una maleta, la cual fue decorada para simular una guitarra eléctrica mientras una canción de Carlos Vives se apoderaba del recinto.

    Comments

    comments

    Edición impresa 159

    AQUÍ

  • Publicidad