Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • impuestos
  • ACTUALIDAD

    Publicado 25 noviembre, 2020

    25 de noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

    Desde que se desató el brote de COVID-19, los nuevos datos e informes que presentan quienes están en primera línea revelan que se ha intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo, la violencia en el hogar.

    El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 17 de diciembre de 1999 y se empezó a conmemorar desde el 25 de noviembre del año 2000.

    Sin embrago, este reconocimiento por parte del sistema internacional tiene sus antecedentes casi 20 años antes, cuando los y las activistas de los derechos de las mujeres empezaron a conmemorar esta fecha en el año de 1981. Esta conmemoración buscaba recordar el asesinato de las tres hermanas Maribal, el cual que aconteció en 1960 y fue perpetrado por oficiales   del régimen de Rafael Trujillo en la República Dominicana.

    Otra fecha importante que vale la pena recapitular es la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993. Esta declaración hace énfasis en varios puntos de vital importancia, los cuales habían sido desarrollado por el movimiento feminista desde los años 60 y se han convertido gradualmente en la piedra angular del movimiento feminista a escala internacional.

    Para empezar, esta declaración reconoce que “la violencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer”. De igual forma, afirma que “la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales e impide total o parcialmente a la mujer gozar de dichos derechos y libertades”.

    Estos puntos y otros más que hacen parte de esta declaración, han contribuido desde entonces articular el movimiento a favor de los Derecho de las Mujeres, que tiene en el 25 de noviembre una fecha conmemorativa.

    La pandemia en la sombra: violencia contra las mujeres durante el confinamiento

    Desde que se desató el brote de COVID-19, los nuevos datos e informes que presentan quienes están en primera línea revelan que se ha intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo, la violencia en el hogar.

    Es la pandemia en la sombra que crece en medio de la crisis de la COVID-19 y necesitamos un esfuerzo colectivo general para detenerla. Dado que los casos de COVID-19 siguen sobrecargando los servicios de salud, los servicios esenciales –como los refugios y las líneas de atención en los que se atiende a quienes padecen violencia en el hogar– han alcanzado el límite de su capacidad. Es preciso redoblar los esfuerzos para que enfrentar la violencia contra las mujeres pase a ser una prioridad en las medidas de recuperación y respuesta a la COVID-19.

    ONU Mujeres brinda información actualizada y apoya los programas vitales para luchar contra la violencia hacia las mujeres que se ejerce a la sombra de la pandemia de COVID-19.

    El tema de este año para el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es “Pinta el mundo de naranja: ¡financiar, responder, prevenir, recopilar!”. Como en años anteriores, el Día marca el comienzo de los 16 días de activismo que concluyen el 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos.

    Pequeñas acciones pueden tener grandes impactos para poner fin a la violencia contra las mujeres. Fomenta la conversación sobre el tema, empieza tu propio diálogo sobre la violencia de género, o difunde el mensaje de la organización. Puedes usar las etiquetas que esta propone: #pintaelmundodenaranja #generacionigualdad y #16días.

    Por qué debemos eliminar la violencia contra la mujer

    La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas.

    En forma general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica e incluye:

    • violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio).
    • violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético).
    • trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual).
    • mutilación genital.
    • matrimonio infantil.

    Para mayor clarificación, la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

    Los efectos psicológicos adversos de la violencia contra las mujeres y niñas, al igual que las consecuencias negativas para su salud sexual y reproductiva, afectan a las mujeres en toda etapa de sus vidas. Por ejemplo, las desventajas tempranas en materia de educación no solo constituyen el obstáculo principal para alcanzar la escolarización universal y hace cumplir el derecho a la educación de las niñas, luego también le restringe el acceso a la educación superior a la mujer y limita sus oportunidades de empleo.

    Aunque todas las mujeres, en todas partes del mundo, pueden sufrir violencia de género, algunas mujeres y niñas son particularmente vulnerables, ejemplo de ellas son las niñas y las mujeres más mayores, las mujeres que se identifican como lesbianas, bisexuales, transgénero o intersex, las migrantes y refugiadas, las de pueblos indígenas o minorías étnicas, o mujeres y niñas que viven con el VIH y discapacidades, y aquellas en crisis humanitarias.

    La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas. Lo que es más, la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de no dejar que nadie se quede atrás, no podrá cumplirse sin primero poner fin a la violencia contra mujeres y niñas.

    Redactado con información de www.un.org y www.mincultura.gov.co

    Continúa con:

    CATRIONA GRAY La ex Miss Universo comparte su propósito con Colombia

    ¿Ya leíste nuestra más reciente edición? DESCÁRGALA AQUÍ completamente gratis.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Publicidad

  • impuestos
  • Publicidad