Oops!... Lo sentimos, este sitio se ha desarrollado para navegadores modernos con el fin de mejorar tu experiencia.

Para que lo puedas disfrutar es necesario actualizar tu navegador o simplemente descargar e instalar uno mejor.

  • SEXO

    Publicado 8 junio, 2017

    10 sitios a evitar al tener sexo, según el mundo Cosmopolitan

    Algunas cosas deben decirse: no todos los lugares que las películas, telenovelas y series televisivas idealizan como lecho de amor son tan cómodos, románticos y atractivos como suelen retratarlos.

    Otros no solo son un poco menos seductores que los de la pantalla grande o chica, sino que directamente son pésimas ideas. Para darte una mano a la hora de saber detectar con un radar inmediato una mala elección amorosa, la revista Cosmopolitan de España ha realizado esta divertida -y necesaria- lista:
    La playa : Arena que te cubre el cuerpo entero hasta hacerte parecer un pescado apanado, agua fría que te provoca neumonía, arena que se hace un lugar en cualquier orificio de tu cuerpo ¿Ya mencionamos la arena? Y eso que la idea de sexo en la playa es tan, pero tan famosa, que hasta un famoso cóctel lleva su nombre.

    Un ascensor: Por alguna razón el nombre del famoso juego de besos a escondidas lleva la palabra “minutos” y no “segundos”. Segundos son los que le lleva a un ascensor abrir sus puertas y dejarte a ti y a tu pareja expuestos ante los ojos curiosos de un vecino, o peor aún, el mismo portero del edificio. Para varias cosas se hicieron las camas.

    Cama de agua: Y hablando de camas, resulta que no todas son mejores ideas que el ascensor para hacerla el lugar donde la pasión se desborde. La cama de agua, esa fantasía del típico soltero de películas y series de los 80’s, no es más que un festival incómodo de movimientos, similar a una atracción de parque de diversiones, donde si además tú y tu pareja han tomado algunas copas, lo que desbordará será otra cosa.

    • Cabina de DJ: Los DJ son los rockstars de estos tiempos: populares, venerados, y el alma de la fiesta. Sin embargo, así como nunca ha sido buena idea compartir la tarima de un cantante para darse muestras de afecto, también es mejor idea dejar la cabina de los disk- jockeys para lo que fue concebida: hacer música.

    • Asiento trasero de un coche: Una experiencia de la cual casi nadie se salva, y de las que pocas/os han salido ilesas/os. Si todos pudiéramos andar en limosinas o Jaguar XJ, pues a lo mejor no sería mala idea, pero dadas las condiciones y utilidades del auto promedio, es mejor inversión evitar las consultas por un nervio pinzado.

    Encima de una alfombra de yute: Tal vez la única razón por la cual se puede aceptar tener la piel raída y maltratada después de hacer el amor sea haber recibido (o dado) rasguños y arañazos por parte de tu amante. Si optas por someter tu espalda a las bondades de la fibra natural de tu alfombra, recuerda: siempre pueden esperar un poco más e ir hasta la cama, siempre y cuando no sea de agua.

    La bañera o la ducha: Otro de los favoritos de las películas, donde por cierto no suelen tener las duchas cuadriculadas y diminutas en la que la mayoría de nosotros nos bañamos. A esa incomodidad en el espacio sumémosle el desastre en que se convierte el baño, más el entuerto que es evitar una caída peligrosa, y tendremos suficientes razones para decirle que no a las series y filmes que nos venden la idea.

    • La cama infantil de tu cuarto de soltera: Definitivamente hay cosas que es mejor no revivir, y hay otras que, sencillamente, no vale la pena vivir ni por primera vez. Si esa vieja cama de tu adolescencia permanece en la casa de tus padres, intacta, y por razones de visita te encuentras con tu pareja encima de ella, es mejor idea que busquen una ducha, pero para darse un baño de agua fría.

    • Un parque por la noche: Uno de esos lugares en los que está bastante bien darse un beso inocente, pero dejarlo hasta ahí. No quieres lidiar con urticarias, infecciones, picaduras y demás frutos de los espacios naturales.

    • Tienda de campaña: Ésta claramente es la mejor aliada de nuestro primer lugar, porque tiene tantos defectos hacerlo en ella (todos alrededor te escuchan, se sufre un calor extremo, todos alrededor notar el movimiento) que la mejor alternativa en ese viaje de acampada resulta siendo buscar la playa, y aguantar la arena hasta en tus oídos.

    Comments

    comments

    AQUÍ

  • Anuncios